Habana Selfies: regalo del Festival de Cine

12 de Diciembre de 2019 3:49pm
Redacción Excelencias News Cuba
Habana Selfies: regalo del Festival de Cine

El Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que cada año logra encender los lentes de los que, ansiosos de disfrutar muestras fílmicas de diferentes países, acuden a los cines habaneros. Muchos fueron complacidos esta vez con la película Habana Selfies, regalo de su director Arturo Santana en los 500 años de la capital.

Su director agradeció la muestra cariñosa del público que repletó, como pocas veces el cine Yara en la pasada noche del 9 de diciembre. También pidió el aplauso para al elenco de actores y demás integrantes de su equipo y las muestras de aceptación no se dejaron esperar. Todos fuimos atraídos por un discurso diferente, que niega todo sentido de pesimismo y crítica social que ya resulta reiterativo en los filmes cubanos.

A modo de pequeñas pinceladas se van tejiendo seis historias simultáneas que no buscan completarse si no es en la imaginación de cada espectador. Van captando momentos de la vida de cada personaje dentro de un discurso que varía según lo que su creador se propone mostrar.

La primera historia comienza con Yeny (Neysi Alpízar), una muchacha que desea viajar a Roma y para lograrlo abre un negocio de consultas telefónicas para brindar consejos amorosos, lo cual la condujo al reencuentro con su padre (Max Álvarez). Un lenguaje introspectivo nos introduce en una dinámica padre-hija que abre la estela al tema que unifica todo el filme: el amor. Para ello se buscan espacios dentro una Habana romántica mostrando su lado más nocturno y sombrío.

El mismo lenguaje es empleado en la historia que ocurre en el taxi: un triángulo amoroso que se origina en los problemas que ya cargan consigo estos personajes, interpretados por Lili Santiesteban, Roque Moreno y Armando Miguel, quienes logran captar la melancolía conflictiva de la trama.

En otro momento se aprecia un cambio de código cuando Mayelín Barquinero, Ray Cruz y Yessica Borroto dieron un guiño a la comedia musical en las escenas del restaurante; o las que mediante la acción más americana nos llega de parte de Leonardo Benítez en su personaje de El Chino, un carnicero que por las noches adquiere una imagen muy diferente.

 Además, el cine de aventuras llegó con un Saúl Rojas y una Yeny Soria muy eficaces para interpretar una prostituta y un cawboy, respectivamente, que lograron crear esta atmósfera surrealista y atemporal que se necesitaba. Cabe mencionar también las actuaciones de Cheryl Zaldívar y el joven Pedro A. Martínez, en los papeles de una profesora de actuación y un alumno enamorado que busca la aceptación.

Altamente recomendable resulta este filme que tuvo una presentación especial (fuera de competencia) y el 20 de diciembre se quedará en salas de estreno para ser disfrutada por la mayor cantidad de público. Junto a él llegan otras propuestas cubanas dentro del festival como por ejemplo: Natalia, de Ernesto Daranas, Buscando a Casal, de Jorge Luis Sánchez, o Agosto de Armando Capó, que podrán ser valoradas por la difícil audiencia de la capital.

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.