Alfredo Ureta, más allá del audiovisual

13 de Febrero de 2019 12:43pm
Redacción Excelencias News Cuba
Alfredo Ureta recibe el Premio Lucas

Excelencias News Cuba quiso acercarse a la obra del destacado director, guionista, editor y realizador audiovisual Alfredo Ureta, quien comenzó su interés por el cine desde muy pequeño y hoy sus obras han obtenido diversos premios Lucas y Cubadisco, entre otros.

Eres graduado en Telecomunicaciones, ¿cómo es que surge tu interés en el mundo audiovisual?

“Mi interés por el cine viene de muy pequeño, mucho antes de decidirme a estudiar telecomunicaciones, con tan solo 5 o 6 años nos mudamos del Vedado a Colón, en la provincia de Matanzas, al doblar de mi cuadra existía un cine y mi madre me dejaba ir todos los días, la falta de trafico me favoreció, por lo que vi todo tipo de géneros de películas de disímiles nacionalidades, imagino que eso ayudó a incentivarme y a ir formando mi gusto por el cine. Al terminar el preuniversitario debía seleccionar una carrera a estudiar, mi selección por las telecomunicaciones proviene de la etimología misma de la palabra, televisión y comunicaciones, me dije que tal vez me acercaría un poco al medio, nada más distante que eso” … (risas).

Ureta afirma sentirse más cómodo contando historias de ficción, básicamente cine, inclinándose últimamente a las series, por lo cercanas que se han hecho al género cinematográfico.  Sin embargo, en otras no tanto…

Me cuesta trabajo el documental, aunque haya hecho algunos, me es difícil asumir la dispersión que a veces el género mismo obliga a la hora de filmar y editar”. Los videos clips son otra cosa, por lo general trato que se conviertan en un divertimento donde todos la pasamos bien y también probamos cosas que nos gustaría hacer y no nos es posible en otros proyectos con más presupuestos y, por ende, con menos posibilidades de improvisación. En un video clip tienes más holgura para equivocarte”.

Cuándo piensas en hacer una obra ¿qué es lo primero que viene a tu mente?

“Cuando me decido hacer algo, lo que me quita el sueño siempre es encontrar la idea que lo defina, para mí eso es lo más importante, una vez que lo tengo (al menos en mi caso) ya tengo el 70% de la obra hecha”.

Una gran parte de un audiovisual se logra tras concebir la idea, pero la estética siempre influye. ¿Cómo manejas esta filosofía dentro de las realizaciones?

“Yo creo que la estética es un producto de todo lo que has visto o estudiado. Es una línea directa que conecta con tu gusto visual, a veces difícil de lograr porque no solo depende de ti y por lo general llegar a desarrollarla tiene mucho que ver con el oficio que hayas logrado con el decursar del tiempo. No es lo mismo que una imagen salga linda, a que esa misma imagen sea necesaria, sin dejar de ser bella o plásticamente efectiva. Respondiendo a tu pregunta, trato que estéticamente mis obras respondan al concepto de la idea que estoy proponiendo”.

¿Cuál de todas tus realizaciones ha sido la más compleja para ti? ¿Por qué?

“Evidentemente los largometrajes de ficción son trabajos largos, por todo lo que conllevan, con poco espacio para la equivocación, hay mucho en juego y te obliga a estar concentrado por largos periodos, terminas muy extenuado. Si lo tradujéramos a lenguaje deportivo, una película la catalogaría como una carrera de resistencia, el documental como una carrera de fondo, una serie es una maratón y el video clip sería una carrera de velocidad”.

El video clip Mi casa.cu del compositor musical Tony Ávila se alzó en los Premios Lucas 2018 en la categoría a Mejor Video Clip del año y reconocimientos a Mejor Dirección de Arte, Mejor Producción y Mejor Video de Trova.  Coméntame sobre su concepción.

“El video de Mi Casa.cu es una confirmación de que en el arte no hay nada escrito en piedra, al hacerlo nunca imaginamos que tendría la repercusión que ha alcanzado. Me escriben y me llaman personas (muchos cubanos) de todas partes del mundo para felicitarme y decirme cuanto se conmovieron al verlo. Nunca antes había logrado con un video clip que las personas se conmovieran desde lo más profundo, era algo que creía reservado para películas o documentales, pero ya ves, ocurrió. Siendo totalmente honesto, aún no puedo dar una respuesta concreta de cómo se logró”.

“La realización de este video estuvo flotando en el aire desde la terminación misma del primer CD de Tony Ávila, pero en aquella oportunidad, la disquera, Tony y hasta yo, optamos por hacer “La Choza de Chacho y Chicha”, que le permitió a Tony darse a conocer y alcanzar popularidad. Tiempo después, la Casa Productora de la Televisión y su director, Alfredo Calderón, me propuso realizarlo. Me tomó 5 años encontrar una idea que se acomodara a la propuesta musical y conceptual de Tony”.

“La idea de confeccionar una casa en miniatura comenzó a partir de ver trabajos anteriores del director de arte, Niel del Rosario y otro proyecto en stop-motion. Vimos la posibilidad de sustituir y remozar muebles y paredes, a eso le agregué el leitmotiv de la bandera que se va construyendo con diferentes manos en alusión a la patria y como dije anteriormente, una vez que tengo la idea definida, todo lo demás es coser y cantar”.

¿Qué tan satisfecho estás con el trabajo promocional de tus realizaciones?

“Los videos clip tienen una plataforma muy buena promocional, encabezada por los Lucas y otros programas en la TV Cubana que se dedican a presentar la obra de los realizadores del género, sumándole youtube e internet”.

“Las películas, y sobre todo los documentales, no corren con la misma suerte, hace ya dos años hicimos un documental llamado “Habaneros U12”, sobre béisbol que cuenta la historia de un equipo de niños cubanos, entre 10 y 12 años, niños de barrios de La Habana, que en el medio de toda la vorágine del acercamiento entre Cuba y USA participaron en un torneo de béisbol en la Florida, donde alcanzaron la medalla de bronce y fueron invitados a disfrutar de un juego de Grandes Ligas, pudiendo allí compartir con varios de sus ídolos. Este documental, hecho para fomentar la práctica del béisbol, el deporte que nos define y nos conocen por él en el mundo entero, apenas pudo estrenarse en nuestro país y ha quedado totalmente sepultado, a pesar de haber sido nominado y ganar importantes premios nacionales e internacionales…”

En la carrera de Ureta han influenciado diversos directores de cine que han marcado algunas etapas de su vida. ¿Puede mencionar algunos?

La lista es muy larga y disímil, he tenido varias etapas y en cada una de ellas afloran grandes directores de varias nacionalidades: Bergman, Hitchcock, Kurosawa, Tarkovski, Tomás Gutiérrez Alea (Titón), Kiarostami, Kim Ki-duk, los Coen, Woody Allen, Kieslowski, de este último su forma de narrar y el total dominio del lenguaje cinematográfico es para mí una meta”.

Este realizador audiovisual en sus ratos libres dedica gran parte de su tiempo a su familia…

Trato de dedicar el mayor tiempo posible a mi familia, soy de salir poco, me gusta la tranquilidad del domingo, es mi día preferido y si lo puedo pasar en casa con mi hijo, mi esposa, mi madre y amigos, suele ser placentero. Un buen libro me reconforta, antes tenía mayor hábito de lectura, ahora me conformo con ver una buena película, algo cada día más difícil”.

¿Qué odias hacer y qué te incentiva?

Odio hacer algo solo por dinero, al final siempre me trae insatisfacciones y complejo de culpa. Disfruto mucho escribir, sobre todo guiones de comedias, de haberlo descubierto antes hoy me dedicaría solo a eso.

¿Qué recomendaciones puedes dar a los jóvenes que incursionan en este arte?

A los jóvenes les diría que es una carrera de persistencia, de mucho estudio, eso les preparará a estar listos para todos los cambios y ajustes que deben estar constantemente realizando dentro y fuera del set, nunca crean que lo saben todo, manténganse alertas y recuerden esta frase de Kurosawa “No hay nada que diga más de su creador que la obra misma”.

A Ureta siente la satisfacción de saber que su hijo de seis años le gusta el trabajo que su padre hace: “Ojalá que continúe gustándole estar entre cámaras y set de filmación, creo que es un buen ambiente para desarrollarse profesional y espiritualmente”, aseguró.

“Hay alguien que no puedo dejar de mencionar y a quien voy a estarle eternamente agradecido por darme la oportunidad de entrar en este medio y por ser un ejemplo de profesional y excelente persona, es Raúl Pérez Ureta”, concluye.

Excelencias lo felicita deseándole que siga obteniendo premios que gratifiquen sus obras como otra manera más de reconocer el buen arte.

Video Clip Alfredo Ureta "Mi casa"

 

Back to top