Ballet de Puerto Rico distingue su Don Quijote con estrella cubana

16 de Marzo de 2015 9:18am
alina
Ballet de Puerto Rico distingue su Don Quijote con estrella cubana

El Ballet Concierto de Puerto Rico invitó a la primera bailarina cubana Viengsay Valdés a compartir una temporada del clásico Don Quijote con la compañía boricua. Muchos críticos consideran a esta joven como una de las mejores intérpretes universales de la historia de ese ballet, con referencias asentadas en múlltiples periódicos y documentales.

   La bailarina clásica activa más internacional de Cuba viajará a San Juan para protagonizar la famosa obra del próximo 20 al 22 de marzo, en el Centro de Bellas Artes de esa capital, acompañada por su actual partenaire en el Ballet Nacional de Cuba (BNC), Víctor Estévez.

   A Valdés, el personaje que más la distingue en los escenarios del mundo es la Kitry de Don Quijote, pues su interpretación deviene solicitud constante en la mayoría de las Galas y Festivales donde la invitan.

   En 2005, la cubana compartió fragmentos de la pieza con el Ballet Bolshoi, y cuatro años después recibió la invitación de bailarla completa con el Mariinski, de San Petersburgo, en Rusia. Por esa misma época, en 2009, el Ballet de Washington la invitó a estrenar en la capital de Estados Unidos una nueva versión de la coreógrafa norteamericana Anne Marie Holmes.

   “La actuación no habría sido la misma sin el espíritu contagioso y la técnica realmente espléndida de Valdés”, exclamó Sarah Kaufman, crítica de The Washington Post, en un trabajo que tituló: Estrella cubana inspira a la Constelación de Washington.

   Según Valdés, el personaje protagónico de Don Quijote tiene rasgos en común con su propio carácter y figura entre sus favoritos desde niña.

   “Kitry es una joven alegre, suspicaz, muy viva en su baile, y he sabido acercarla a mí, incorporarla a mi personalidad de una manera natural y realmente la adoro”, aseguró la estrella del BNC.

   “Agradezco las oportunidades de bailar versiones diferentes en varias partes del mundo, en escenarios increíbles como las pirámides de Egipto, el Mariinski de San Petersburgo, el Kennedy Center de Washington y el Grand Palais de París, pues cada una me ha permitido recrearlo aún más en la escena”, sostuvo.

   Por una impresionante interpretación del pas de deux Don Quijote en una gala efectuada en Nueva York en 2011, la más importante revista de danza en América, Dance Magazine, eligió a Valdés y al entonces bailarín del Bolshoi de Rusia Ivan Vasiliev, como Pareja más Inspiradora del año.

   Además, la primera bailarina cubana tiene historia en Puerto Rico, pues en 2013 actuó con el Ballet Concierto en una temporada de El lago de los cisnes, y al año siguiente participó en el espectáculo La magia de la danza, llevado por el BNC a la capital boricua.

   Viengsay tardó solo dos meses en regresar a Puerto Rico, gracias a una invitación a intervenir en una gala de estrellas mundiales de la danza, donde compartió el famoso pas de deux El cisne negro con el primer bailarín del Ballet de Washington Brooklyn Mack. Una semana después, la pareja de la cubana y el estadounidense se consolidó en La Habana como la más virtuosa del Festival Internacional de Ballet acontecido en Cuba.

   A juicio de Valdés, la versión puertorriqueña de Don Quijote le permitirá disfrutar otros ángulos, pero ella no conseguirá aislarse totalmente de la concepción cubana, menos en un país tan cercano en cultura al suyo, así que le aportará sus propios matices a la coreografía y algunos de los detalles más aplaudidos en los cinco continentes.

Back to top