Visita al Mural de la Prehistoria en Cuba

28 de Septiembre de 2018 4:30pm
alina
Visita al Mural de la Prehistoria en Cuba

En viaje de reconocimiento a Pinar del Río, la más occidental de las provincias cubanas, Excelencias visitó el Mural de la Prehistoria, considerado uno de los mayores frescos a cielo abierto del mundo, con 120 metros de altura y 160 de ancho.

Nuestro equipo llegó a ese sitio con la intención de poner a prueba el globo del proyecto Windtrotters Balloons de Goldblack, empresa del Grupo Excelencias que comercializará en Cuba turísticamente esa modalidad, a través de Ecotur y con el apoyo del Club de la Aviación de Cuba.

El Mural de la Prehistoria está situado a 4 kilómetros del pueblo de Viñales, en una pared vertical del conocido como Mogote de las Dos Hermanas, que forma parte del Valle de Viñales, sitio que junto a la sierra que lo rodea -de los Órganos- fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco, en 1999.

 “La idea original del mural fue del compañero Antonio Núñez Jiménez con Fidel Castro, en una visita de las que hizo nuestro Comandante en Jefe en el año 1959 a la zona de Pinar del Río”, comentó a Excelencias José Carlos Fernández, director de la instalación.

De acuerdo con Fernández, inicialmente pretendían construir un edificio donde está emplazada hoy la base de campismo Dos Hermanas, pero a instancias de Fidel se decidió hacer el mural en el mogote.

Reunieron a 21 campesinos de la zona, Núñez Jiménez se encargó de buscar un artista, que en este caso fue el pintor y científico cubano Leovigildo González, descendiente de familia yucateca y alumno del reconocido muralista mexicano Diego Rivera, explicó el directivo.

A la pregunta de si habían buscado artistas plásticos locales para impulsar la obra (que representa el pasado biogeológico de la región), respondió que la intención era precisamente trabajar con personas de la zona; “esos guajiros nunca habían tocado una brocha”, enfatizó.

El Mural, cuyas líneas fueron trazadas por los campesinos colgados en andamios y guiados por el pintor desde abajo, constituye una representación de los primeros habitantes de Cuba, los aborígenes guanahatabeyes, así como especies de mamíferos, moluscos y animales gigantescos en una mezcla de colores azul, rojo, verde y amarillo.

Los campesinos se dedicaron primero a desmontar la poca vegetación que había en el mogote llamado Pita, y el artista mexicano les enseñó a hacer ese tipo de obra, detalló Fernández, quien asumió el cargo de dirección del emblemático sitio en 2015.

Indicó que ellos –los campesinos- siguieron trabajando ahí, “aunque hay muchos que ya no están, han fallecido, pero los han sucedido sus hijos, nietos, sobrinos. De los 21 que empezaron a laborar con Leovigildo en 1959 solo quedan ocho en activo, añadió.

Conservación + restauración = turismo

En un año, para pintarlo todo, se necesitan alrededor de 450 litros de pintura, y todo el año se está retocando permanentemente, acotó Fernández.

Puntualizó que además de retocar la pintura, también se elimina la vegetación que pueda salir y se reparan las conchitas de cemento, adheridas al mogote con el propósito de que el agua baje directo por una manguerita y sea menos la erosión.

Este es uno de los centros turísticos que tiene Palmares en la provincia, de los que más turismo recibe, no solo hoy sino desde que se hizo, desde el año 63 que esto comenzó a funcionar, se terminó la pintura del mural y demás.

La afluencia de turistas, según Fernández, depende de las temporadas; en temporada alta (diciembre-marzo) promedia alrededor de 200-250 turistas diarios que visitan el Mural a partir de excursiones que venden agencias como Cubanacán, Habanatur, Ecotur y Cubatur.

Aclaró que independientemente de la oferta cultural, tienen un camping “que está hacia la carretera del Moncada, llegas al entronque, dos kilómetros más arriba; además de las otras actividades de recreación que se hacen aquí, como monta de caballos, monta de toros, entre otras”.

En cuanto a gastronomía, tenemos un restaurante y la especialidad es el cerdo asado. Ese es nuestro producto estrella; solo asamos la pierna del cerdo, es la única parte de ese animal que trabajamos. También tenemos pollo asado y cordero, pero la estrella es el cerdo asado, insistió.  

Iberostar apoya vuelos de globo aerostático en Cuba (+Video)
 

Back to top