Parque zoológico de Cuba: educar la vida salvaje

22 de Enero de 2019 10:25am
Redacción Excelencias News Cuba
Parque zoológico de Cuba: educar la vida salvaje

La pradera despierta antes de la salida del Sol. Los elefantes desperezan sus orejas inmensas, las cebras se confunden con las sombras de las yerbas altas y los hipopótamos esconden su inmensidad bajo las aguas de la laguna. Pronto llegarán los alimentos, los animales esperan el sonido ronco del tractor y la carreta que trae a sus cuidadores. En menos de una hora el pequeño valle donde habitan estará listo para recibir a los visitantes.

El Parque Zoológico Nacional de Cuba reproduce las condiciones naturales del hábitat de las especies. La denominada Pradera Africana y el Foso de los Leones están entre las principales atracciones que cada año reciben a miles de visitantes nacionales y foráneos. Observar las costumbres de la vida salvaje en un ambiente espacioso y natural es la mejor manera de aprender a respetar las leyes de la naturaleza y la importancia de la conservación del medio ambiente.

La disposición de las especies, su cuidado y conservación, tal y como las observa el visitante son resultado de las premisas de trabajo de la Empresa Cubana de Zoológicos. Dicha institución crea las políticas de dirección de parques en todo el país que laboran en el mejoramiento de sus colecciones, a la par que desarrollan investigaciones para incrementar el bienestar de los animales.

La empresa tiene 6 zoológicos; ubicados en Villa Clara, Ciego de Ávila, Camagüey, Santiago de Cuba y dos en La Habana. Todas las instalaciones tienen características espaciales diferentes, pero en todas, el visitante puede acceder a un amplio programa de educación ambiental, que incluye visitas guiadas, terapias para niños con dificultad en el aprendizaje y círculos de interés para escuelas y comunidades aledañas.

Cada centro cuenta con un grupo de profesionales dedicados a la atención diferenciada de las especies, permitiendo que las investigaciones apoyen el adecuado manejo de las colecciones. De igual manera, la Empresa se concentra en transformar los zoológicos en centros docentes de las ciencias biológicas y naturales. Tras este objetivo, la asesoría para la conservación y reproducción de las especies autóctonas y exóticas adquiere relevancia nacional en el campo de la zoología. 

La educación ambiental es el eje principal al que tributa todo el trabajo que realizan los profesionales y técnicos. Excelencias News Cuba participó en varias sesiones de zooterapia, los estudiantes de varias escuelas tienen contacto directo con varias especies, incluyendo venados, caballos, y otros animales adaptados al contacto humano.

Los talleres dedicados a los niños con necesidades especiales del aprendizaje cubren gran parte del cronograma semanal. Familiares y maestros reconocen los avances en las áreas del lenguaje, el desarrollo psicomotor y la empatía social. Los niños aprenden a mostrar sus emociones y a partir del tacto identifican las diferentes texturas, colores y hasta el estado de ánimo del animal.

La educación ambiental incluye los recorridos guiados, la celebración de talleres, exposiciones y concursos. Estrategias que buscan la propagación de ética medioambiental entre las comunidades. El reto es convertir a cada persona en un agente activo en la conservación de la flora y la fauna.

Visitar la Empresa Cubana de Zoológicos es la mejor manera de constatar el alcance integral de la visión del grupo de dirección. La creación de ambientes naturales, las actividades recreativas y el contacto directo con los especialistas hacen que el paseo sea relajante e instructivo. Un fuerte trabajo de equipo, empresarial y científico hacen que resulte muy fácil conectarse con la naturaleza, aprender a protegerla y conectarnos con la educación de la vida salvaje.

Parque zoológico de Cuba: educar la vida salvaje

 

Parque zoológico de Cuba: educar la vida salvaje

 

Parque zoológico de Cuba: educar la vida salvaje

 

Parque zoológico de Cuba: educar la vida salvaje

 

Parque zoológico de Cuba: educar la vida salvaje

 

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.