Nuevas opciones para el turismo cultural y de naturaleza en Cuba

17 de Enero de 2020 1:39pm
Redacción Excelencias News Cuba
Cuba turismo cultural

Este 2020 llega con nuevas opciones turísticas, que buscan atraer más visitantes extranjeros a Cuba, y al mismo tiempo dinamizar el turismo nacional.

Así por ejemplo destaca la comunidad árabe en la isla, donde el creciente incremento del turismo ha mostrado un marcado interés por la cultura y las tradiciones insulares, que no escapan a la presencia árabe.

Muchos de los visitantes gustan de conocer las interioridades de una nación, la vida real, lo que ellos llaman la Cuba de los cubanos, y sobre todo buscan comprender mejor cómo se compone la nacionalidad cubana, fuertemente influenciada por diferentes raíces: españolas, africanas, chinas, árabes.

Actualmente son más de 50 mil los descendientes de árabes en Cuba, quienes conservan elementos culturales que suponen un apreciado atractivo para el visitante foráneo, como recetas de cocina o la religión.

Esta comunidad cuenta con un espacio en la Habana Vieja: La Casa de Los Árabes de La Habana Vieja, devenida museo y centro de información. Además, un libro del director del Museo de los Árabes, Rigoberto Menéndez, ofrece detalles interesantes como las dos oleadas migratorias hacia Cuba: una morisca en 1593 proveniente de España y la otra en 1870, de emigrantes libaneses.

De 1900 a 1958 se crearon 25 sociedades que hoy se agrupan la mayoría en la Unión Árabe de Cuba, centro organizador de encuentros con hombres de negocio del Medio Oriente, desarrollo programas culturales diversos e incluso, en su sede cuenta con un restaurante típico.

Por su alto potencial, el sector no ha escapado al mercado de reuniones e incentivos, siendo sede de importantes, e internacionalmente conocidos, eventos de salud, cultura, náutica y congresos.

Opciones para el turismo natural e histórico en el Oriente de Cuba

Con el incremento que ha tenido el turismo a Cuba, país que recibe más de cuatro millones de visitantes anualmente, algunas agencias cubanas de viajes también dinamizan su cartera de productos. Entre ellas resalta Ecotur en Holguín, empresa especializada en turismo ecológico.

Esta entidad oferta una serie de excursiones a destinos naturales e históricos dentro de la oriental provincia y regiones aledañas, para ambos mercados: internacional y nacional.

Recorrido por Baracoa, villa fundada en 1511 por el español Diego Velázquez, destaca como la de más reciente divulgación por Ecotur. Allí sobresalen la producción de chocolate, los macizos montañosos, los ríos de agua cristalina y las cristalinas playas.
 

Una de las especialistas en venta de la agencia, explicó la visita a Baracoa incluye una estancia de tres días en la finca La Esperanza y visitas a la Ciudad Primada, al primer peaje que existió en el país llamado el Paso de los Alemanes, a la Loma de la Boruga, al río Yumurí, a la Bahía de Taco, y a la casa de un campesino que comparte con todo el que llega, el proceso de elaboración del chocolate desde la base.

Asimismo existe un tour a Santiago de Cuba con dos rutas distintas, que permiten conocer lugares de valor histórico y sentimental como el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, el Cuartel Moncada y el cementerio Santa Ifigenia, la una; y la otra concentra todas las actividades del día en la cordillera La Gran Piedra, y sitios cercanos como el Jardín Botánico Aves del Paraíso y el museo La Isabelica para disfrutar del paisaje arqueológico de una de las primeras plantaciones cafetaleras situadas del sudeste de Cuba.

Ya propiamente en Holguín, agregó la especialista, se mantiene el Salto del Guayabo en la preferencia de los visitantes. Este es un espacio natural del municipio de Mayarí, con una cascada cuya agua cae desde unos 120 metros de altura.

Actualmente es marcado el interés que muestran los visitantes extranjeros por una visita más allá del sol y la playa; y llegan a Cuba ávidos de conocer y ser parte de  su historia, su cultura, y sus tradiciones, de vivir y disfrutar de sus paisajes naturales, y conservar indescriptibles memorias de sus aventuras en esta isla del Caribe, con una longitud general de mil 250 kilómetros de un extremo al otro de su superficie; que cuenta con 200 bahías, unos dos mil cayos e islotes y 588 kilómetros de playas clasificados por su importancia para el turismo.

Turismo de naturaleza

 

Turismo cultural

 

Back to top