Lo último de Excelencias Cuba
#CubaTuDestinoSeguro está presente en Anato 2021

Comienza el calor, y también las tormentas eléctricas

Avanza el mes de mayo y aunque no hemos llegado al Solsticio de Verano, evento astronómico que marca el inicio del verano en el hemisferio Norte de La Tierra (20 de junio de 2021 exactamente a las 03:32 horas UTC (23:32 hora de verano en Cuba), hace ya algunas semanas que se siente bastante calor en la zona del mar Caribe. Y junto al calor, se producen chubascos y tormentas eléctricas en las tardes.

La causa de que esto ocurra viene dada, primariamente, porque durante la noche se va perdiendo el calor de la superficie de la tierra, pero desde que sale el sol, comienza a subir la temperatura hasta alcanzar su máximo en las primeras horas de la tarde.

Con el calentamiento, se evapora el agua superficial, el vapor de agua, menos pesado que el aire, asciende, y al encontrar temperaturas más bajas, se va condensando y formando nubes. Por eso es que, aunque haya algunas nubes o esté el cielo despejado durante el principio de la mañana, ya en la tarde estará nublado, con nubes cada vez más oscuras hacia el final de la tarde, cuando se producen chubascos y tormentas eléctricas.

Esto, claro está, no siempre ocurre así. Si hay una influencia grande de altas presiones con un centro en altura situado sobre o cerca del territorio, entonces, aunque haya mucho calor, se inhibe la formación de chubascos y tormentas eléctricas, porque la influencia de las altas presiones hace que al aire húmedo le cueste más trabajo, o se le impida del todo, subir y formar las nubes.

Por otra parte, tenemos el caso contrario, una onda tropical, una vaguada, un sistema de baja presión, favorece la subida del aire húmedo, los chubascos y tormentas eléctricas comenzarán antes, serán más fuertes y terminarán ya al final de la noche, si no es que el sistema de baja presión es fuerte y que la nubosidad se mantiene mientras exista esa influencia.

Existe otro factor interesante que se da en las islas, como Cuba; o en penínsulas, como La Florida; y es la confluencia de las brisas. Por ejemplo, en Cuba, una isla alargada y estrecha, la brisa de la costa Norte y las de la costa Sur, confluyen en el centro del territorio, o si la del Norte es algo más fuerte, un poco más al Sur, pero si, por el contrario, la brisa del Sur o Sudeste viene reforzada por el flujo general del Sudeste, entonces la zona de formación se irá moviendo más hacia la costa Norte.

En la península de La Florida, que tiene una orientación Norte-Sur, las brisas se producen en sus costas Este y Oeste, de ahí que la línea de chubascos y tormentas eléctricas, se forme de Norte a sur hacia el centro de la península y, por la misma causa que en Cuba, pero por su orientación, oscila de Este a Oeste.

Lo que les he descrito es el mecanismo más común de formación de chubascos y tormentas eléctricas durante el verano. En la etapa invernal, los mismos vienen ya asociados a sistemas, como un frente frío o una vaguada pre-frontal, y no tiene las características de preferir la segunda mitad del día. Lo mismo para cuando hay otras condiciones, por ejemplo, en los ciclones tropicales o sistemas que induzcan la lluvia, en los que éstas pueden ocurrir, junto a chubascos y tormentas eléctricas, en cualquier momento del día.

Nube Cumulonimbus
Nube Cumulonimbus. Obsérvese el gran desarrollo vertical (imagen: pixabay.com)

 

Ahora bien, lo más característico de las tormentas eléctricas es la nube en la que se producen, llamada Cumulonimbo; una nube de gran desarrollo vertical, que puede llegar desde una base, a pocos cientos de metros de altura sobre el suelo, hasta tener su cima a unos 12 a 15 kilómetros de altura. El aire caliente penetra en la nube y sube, mientras se van generando procesos fortísimos, con velocidades verticales, hacia arriba y hacia debajo de hasta 500 kilómetros por hora. Ningún piloto se aventura en acercarse a este tipo de nube.

En la nube madura hay hielo, granizo y también predominan las corrientes descendentes, que llega a tierra por delante de la tormenta en forma de un viento fuerte y frío, ya que viene de lo alto de la nube. Cuando se aproxima, se siente un descenso en las temperaturas, a veces muy marcado.

Si los procesos son muy fuertes, se generan granizadas en tierra, vientos fuertes lineales, con rachas de más de 90 kilómetros por hora, y en ocasiones hasta tornados.

Estos fenómenos son locales, y a veces se producen líneas o familias de nubes Cumulonimbus, cada uno de sus integrantes en un estadio diferente de desarrollo.

En Cuba y en el Caribe occidental, son por lo general más fuertes las tormentas eléctricas de invierno en los frentes frío y vaguadas prefrontales fuertes, en las que ocurren tornados más intensos que en el verano.

Sin embargo, no pueden descuidarse para nada las tormentas eléctricas del verano, ya que tienen en sí un potencial de fenómenos altamente destructivo, en primer lugar, los rayos o descargas eléctricas, la causa meteorológica más frecuentes de muerte en Cuba, pero además, la posibilidad de que se generen tornados, y también granizos que llegan a tierra, aunque en Cuba, por lo general, son pequeños, pero los ha habido bastante grandes.

Línea de Tormentas Eléctricas
Línea de Tormentas Eléctricas que al tornarse severas (vean dentro del círculo rojo una zona morada) generó el tornado de Aguada de Pasajeros el pasado día 8.

 

Dos momentos del Tornado débil 1

 

Dos momentos del Tornado débil 2
Dos momentos del Tornado débil que se generó en una Tormenta local Severa en Aguada de Pasajeros el pasado sábado 8 de mayo de 2011. Por suerte los daños fueron menores.

 

Esta semana que pasó, ha sido reportada actividad severa en varias provincias de Cuba. La semana anterior, la hubo en la República Dominicana, según algunos reportes que he visto. Es algo a lo que hay que estar atentos, en invierno si hay un frente frío que llega moderado o fuerte, o bien una vaguada prefrontal del mismo tipo; y en las tardes de verano, sobre todo cuando haya alguna circunstancia que pueda incrementar la potencialidad de que ocurran Tormentas Locales Severas (TLS).

Sobre este tema, sobre todo en las particularidades, la observación local y la manera de prevenir hechos lamentables ante los fenómenos peligrosos que encierra una tormenta eléctrica, volveremos dentro de poco.

Los granizos
Los granizos que llegaron a tierra en el evento del pasado sábado, no fueron grandes.

 

Back to top