Lo último de Excelencias Cuba
Cuba tendrá Pabellón de País en JD.com, China

Cuando el Clima Cambió en un Instante

Dr. José Rubiera
08 September 2021 11:58am
Cambio Climático-Dinosaurios (Image credit Chase Stone)

Hemos estado hablando últimamente sobre el Cambio Climático que se nos viene encima. Sin embargo, he de decirles que no es el único cambio en el clima que ha sufrido nuestro planeta desde su existencia, no obstante, quiero destacar que presenta una peculiaridad: es el único Cambio Climático que cuenta con acción externa no natural: la intervención de la especie humana con la quema de combustibles fósiles iniciada en la Revolución Industrial de finales del siglo XVIII, de manera continuada e incrementada, lo que traería un cambio climático irreversible.

Todos los demás cambios en el clima de nuestro planeta que han ocurrido en el pasado han tenido causas completamente naturales y, por tanto, han sido reversibles, formando ciclos de calentamiento - enfriamiento.

Han sucedido, también, otros cambios complejos, cuyas consecuencias han sido muy profundas para la historia del Planeta. Me parece interesante tratar hoy uno de estos episodios, el que llevó a la desaparición de los dinosaurios.

Este hecho, hasta hace poco, se relacionaba con la caída de un asteroide sobre La Tierra, pero parece que, si bien ello es cierto, hubo algo más. Recientemente, se han encontrado evidencias de que la existencia de los grandes reptiles había iniciado su declive 10 millones de años antes de la caída del asteroide. Estos resultados han sido publicados en Nature Communications.

Los investigadores estudiaron seis familias de dinosaurios, tres carnívoros y tres herbívoros, que sobrevivieron 40 millones de años de evolución hasta que el asteroide golpeara La Tierra.

Al examinar fósiles de más de 1.600 individuos en unas 250 especies, observaron que los herbívoros disminuyeron en número antes que los carnívoros, lo que posiblemente ocurriera porque estos últimos se alimentaban de los primeros, disminuyendo su población.

Los investigadores arribaron a la conclusión de que ese decrecimiento de los dinosaurios herbívoros se debió a un cambio climático, que efectivamente tuvo lugar durante el período Cretáceo Superior (hace entre 145.5 y 65.5 millones de años), en que La Tierra tuvo un enfriamiento global de 7 a 8 grados Celsius. Esto no podía ser soportado por los dinosaurios, que eran animales mesotérmicos y que por ello necesitaban un tiempo cálido para mantener la temperatura corporal y la funcionalidad de su metabolismo.

El asteroide de Chicxulub

Los geofísicos Antonio Carmargo y Glen Penfield descubrieron un gigantesco cráter mientras hacían prospección petrolera en la península de Yucatán a finales de la década de 1970. Hasta la fecha, han sido innumerables las investigaciones de todo tipo que numerosos científicos han realizado sobre el mismo, con importantes y sorprendentes detalles.

Cráter producido por el asteroide en Chicxulub
Cráter producido por el asteroide en Chicxulub, península de Yucatán, México, hace 66 millones de años.

 

Este cráter se encuentra sepultado bajo la península de Yucatán en México, con el centro localizado en el mar, unos kilómetros al Este de Puerto Progreso, abarcando desde la costa de Dzilám de Bravo a Celestún, en el estado mexicano de Yucatán, cerca de las comunidades de Puerto Chicxulub y el pueblo de Chicxulub, lo que da nombre al cráter.

Tiene un diámetro de 150 kilómetros y una profundidad de 20 kilómetros. Es el segundo gran impacto confirmado en la estructura de nuestro planeta y el único cuyo anillo superior se encuentra intacto y directamente accesible para la investigación científica, aunque enterrado bajo 600 metros de sedimentos.

Los datos publicados por cuatro laboratorios independientes, el pasado mes de febrero del 2021, mostraron elevadas concentraciones de iridium en el anillo superior del cráter, corroborándose así la hipótesis de que ocurrido fue el impacto de un asteroide.

Mapa de Anomalía de Gravedad en el área de impacto de Chicxulub
Mapa de Anomalía de Gravedad en el área de impacto de Chicxulub. La línea de costa está en color blanco. Una serie de características concéntricas revela la localización del cráter.

 

El impacto de este asteroide tuvo lugar hace 66 millones de años. Investigaciones recientes señalan que se originó en el cinturón de asteroides que se encuentra entre los planetas Marte y Júpiter. Impactó a La Tierra desde el Nordeste y a un ángulo de 60 grados.

De acuerdo con Space.com, los científicos emplearon modelos de computadora para analizar como un asteroide puede ser sacado de su órbita y arrojado a otros lugares del Sistema Solar. Existen algo así como “ventanas” de origen térmico, que sacan a los asteroides de su órbita en el cinturón, y los lanzan hacia otros lugares del Sistema Solar; en este caso, ocurrió con La Tierra.

El asteroide Chicxulub tenía un diámetro que ha sido estimado entre 11 y 81 kilómetros y liberó al chocar con La Tierra una energía equivalente a unas 21 000 a 921 000 bombas atómicas del tipo Hiroshima. El impacto creó un hueco de 100 kilómetros de ancho y 30 kilómetros de profundidad, dejando el cráter, su mayor parte bajo el mar, el cual ha sido cubierto por unos 600 metros de sedimentos acumulados hasta este siglo XXI. El impacto creo vientos por encima de 1 000 kilómetros por hora cerca del centro de la explosión.

Su impacto también ocasiono un mega-tsunami de 100 metros de altura que puede haber llegado a las costas desde Texas hasta La Florida. La altura del mega-tsunami estuvo limitada por el bajo fondo del área de impacto, pues en un océano profundo hubiera llegado a tener 4.6 kilómetros de altura; y tuvo un efecto instantáneo que cambió radicalmente la faz de La Tierra.

Tan solo en un segundo, a medida que el asteroide profundizaba su impacto, salían del cráter nubes de polvo muy caliente, ceniza y vapor. Esa explosión generó grandes incendios, mientras que la colosal onda de choque produjo terremotos y activó erupciones volcánicas.

Han sido encontradas evidencias fósiles de muertes instantáneas de animales en Nueva Jersey, a unos 5.000 kilómetros del sitio de impacto, mostrando que las muertes y su cobertura por el polvo ocurrió instantáneamente a grandes distancias del impacto. De acuerdo a los expertos, el terremoto que originó el impacto fue de magnitud 12 en el lugar del mismo, y de magnitud 9 en el resto del Planeta.

El Cambio Climático casi instantáneo que se produjo en el Planeta fue de muy graves consecuencias. La producción de dióxido de carbono por la destrucción de las rocas carbonatadas de que estaba compuesto el asteroide, llevó a un efecto invernadero instantáneo.

Sin embargo, hubo otro efecto mayor, que fue el que prevaleció: el polvo y las partículas lanzadas a la atmósfera, producto de la explosión, se esparcieron por toda la atmósfera terrestre cubriendo a toda la superficie de La Tierra por varios años, y posiblemente una hasta década, creando un ambiente muy hostil para todo lo vivo. En esa década, La Tierra estuvo sin luz solar, debido al polvo suspendido en la atmósfera, que no dejaba pasar la luz, por lo que realmente se produjo un gran enfriamiento de toda la atmósfera y la superficie terrestre. La fotosíntesis en las plantas se detuvo totalmente, al no haber luz solar, afectando así a toda la cadena alimentaria.

Este evento provocó la extinción en masa del 75% de las plantas y especies animales en La Tierra, incluso todos los dinosaurios no aviarios. (los aviarios tienen como las aves los huesos huecos; los no aviarios, son de huesos sólidos). Me cabe entonces la pregunta y, si los dinosaurios no hubieran perecido con el lento cambio climático que precedía al impacto del asteroide o durante el impacto del mismo, ¿qué hubiera ocurrido con los mamíferos y la especie humana, que estaba aún por llegar?

La extinción de especies enteras debido al impacto del asteroide fue uno de los mayores eventos de la historia del Planeta y afectó grandemente la evolución, dando marcha atrás al árbol de la vida, pero al mismo tiempo, al ocurrir, fue situando lentamente a los mamíferos entre los vertebrados que serían los seres dominantes sobre tierras y continentes de ahí en lo adelante.

Entonces, ¿por qué los mamíferos pudieron sobrevivir? Según especialistas del tema, los mamíferos, que eran pequeños, empleaban madrigueras, cuevas o el agua como medio de vida, y por ello se blindaron del intenso calor tras el impacto. Cuando el aire más frío siguió al calor de la explosión, regresaron a la superficie y sacaron la mayor partida de los recursos alimentarios que quedaban. No había suficiente comida para los dinosaurios que quedaron, y al mismo tiempo, el sentido del gusto más generalizado que tenían los mamíferos, les permitió absorberlos a la perfección.

Pero el asunto de la extinción en masa de los dinosaurios no está del todo claro. La mayoría de lo que se sabe, ocurrió en Norteamérica, cerca del lugar del impacto; ¿qué pasó realmente en otros lugares? Además, los mamíferos no todos escaparon de la extinción; varias especies y grupos también se extinguieron. ¿qué hubiera pasado si hubieran sobrevivido unos mamíferos en vez de otros? Estas y muchas otras cosas, posiblemente jamás las sabremos.

Ah, pero déjenme aclararles que los dinosaurios no se extinguieron por completo, realmente existen en la actualidad. Recuerdan que los dinosaurios aviarios no se extinguieron. Evolucionaron hacia las actuales aves y pájaros. Así que, si quiere ver a un dinosaurio actual, no es algo muy difícil; los puede ver en cualquier parte: un gorrión, es un …dinosaurio; palomas, gansos, halcones, …todos son dinosaurios. Todos son descendientes de dinosaurios grandes, de dos patas y aviarios, llamados terópodos. Los terópodos, cuyos miembros incluyeron el imponente Tyrannosaurus Rex y los Velociraptores más pequeños, según Scientific American, adaptaron ciertas características existentes de los dinosaurios (como las plumas) a las aves que vemos hoy sobre nuestro planeta.

Dinosaurio Aviario
Evolución de un Dinosaurio Aviario en un Ave actual

 

Y queda otra pregunta interesante: ¿podría volver a ocurrir un evento como el asteroide de Chicxulub? Si, podría… pero, Chicxulub no fue un asteroide típico, sino uno de condrita carbonácea cuya probabilidad de impacto en La Tierra es de una vez cada 250 millones de años.

El asteroide de Chicxulub ocurrió hace 66 millones de años, así que, en teoría, faltarían 184 millones de años para que volviera a ocurrir algo similar. Así que lo mejor es no estar en la Tierra dentro de 184 millones de años, y creo que lo vamos a lograr.

Back to top