Lo último de Excelencias Cuba
Feria Leisure y el mercado ruso a Cuba

Granizo: Piedras que Caen del Cielo

Cuesta pensar que en un clima cálido como el de los países tropicales y en una tórrida tarde de verano puedan caer verdaderas piedras de hielo desde el cielo, como si de lluvia se tratara. Este fenómeno también puede producirse en invierno, con temperaturas no muy frías, acompañando a la misma nube que lo forma en el verano, llamada Cumulonimbus, la nube de tormenta. En el caso del invierno están asociadas a frentes fríos o vaguadas pre-frontales, y en el verano, por el calentamiento del día u otro sistema, como ondas tropicales, vaguadas, etc.

El granizo o pedrisco ocurre con bastante frecuencia, aunque por fortuna la mayoría de las veces es de tamaño pequeño. Es costumbre comparar su diámetro con el de objetos muy conocidos, usualmente una moneda de 25 centavos, o un frijol. Sin embargo, a veces se les compara con el diámetro de una pelota de tenis o de una pelota de baseball, y hasta con objetos más grandes. Y créanme que en estos casos el granizo resulta ser muy peligroso, por el tamaño que alcanza y la velocidad con que cae, pero entonces ya no nos parece tan bonito como cuando cae en tamaño pequeño haciendo un sonido peculiar al golpear.

Así que me ha perecido un buen tema para esta semana, y creo que lo mejor es comenzar explicando cómo se forma el granizo.

Formación del granizo

Primeramente, recordemos que el granizo se forma dentro de la nube de las tormentas eléctricas, en los Cúmulonimbus, pero no en cualquier tormenta eléctrica. En un trabajo anterior vimos que las Tormentas Locales Severas era el nombre que adquirían las tormentas eléctricas cuando alcanzaban un gran desarrollo, una gran potencia, que se manifestaba por uno o varios fenómenos; bien en la superficie de vientos lineales fuertes, en rachas de más de 90 kilómetros por hora, o bien formando una nube de embudo en la base de la nube principal, o un tornado, si el embudo tocaba tierra.

Otro de los fenómenos que describe una Tormenta para que se le pueda calificar de Local Severa es precisamente la caída de granizo, amén de lluvia muy fuerte, pero de corta duración y una gran actividad eléctrica. Cada uno de estos fenómenos son peligrosos, puede ser que uno más que otro, y a veces no vienen solos, sino acompañados por otro de los fenómenos aquí mencionados. Sin embargo, hoy les hablaré nada más que del granizo.

Para definirlo de la manera más sencilla, les diré que el granizo una piedra de hielo. Una granizada es la precipitación sólida en forma de trozos de hielo. Agua de la nube que se congela en su interior y cae. ¿Pero cómo crece?

Detalles del proceso

Su formación ocurre gracias a la ayuda de fuertes corrientes de aire que están presentes en el interior de la Cumulonimbus. Los pilotos de cualquier tipo de avión le huyen a ese tipo de nube como si vieran al diablo en persona, ya que las corrientes de aire ascendentes y descendentes dentro de la nube, pueden alcanzar perfectamente 500 kilómetros por hora y destruir cualquier avión que ingrese en ellas.

En esas condiciones, una pequeña gota de agua es empujada hacia arriba por la corriente ascendente y al llegar a cierta altura, se congela y se hace hielo, más pesado, lo que lo hace caer. En su trayecto hacia abajo, va atrapando agua y también el vapor de agua presente se condensa alrededor de la pequeña bola de hielo inicial. Sin embargo, de nuevo la atrapa la corriente ascendente, vuelve a condensar el vapor de agua y el agua, y forma otra capa. Ahora la pelotita tiene un tamaño mayor y nuevamente cae, y en el trayecto se repite el proceso hasta que la fuerte corriente de aire ascendente no puede sostener el peso de la bola de hielo y ésta cae a tierra, con otras que pasaron por el mismo proceso.

Se trata entonces de una lluvia de granizo; aunque estas pelotitas también pueden salir disparadas por la corriente descendente por un costado de la nube, igualmente es granizo sin que por el momento haya lluvia. No obstante, lo más usual es que el granizo caiga acompañando a la lluvia o próximo a que comience a llover.

Ud. puede saber cuántas veces una piedra de granizo subió y bajó dentro de la nube, contando las capas de hielo (transparente) y de nieve (blanco translúcido) que la componen. De niño lo hacía, partiendo la pequeña esfera de hielo para observar sus capas.

El tamaño usual de las piedras de granizo es de unos 5 milímetros de diámetro, pequeño. En Cuba se reportan usualmente con diámetros de un frijol, un chícharo, un garbanzo, o en algunos casos, del diámetro de una moneda de 25 centavos.

Cuando la piedra de granizo es grande, deja de ser un fenómeno curioso y bonito para convertirse en uno respetable y temible. Hay que recordar que el granizo puede dar lugar a un desastre local y puede ser fatal. Las piedras más grandes pueden ser muy destructivas: romper ventanas, abollar la lámina de los automóviles, o causar la muerte de animales y hasta de personas.

Los granizos, cualquiera sea su tamaño, pueden ocasionar grandes daños en los cultivos y a veces, varias piedras pueden solidificarse y llegar a ser grandes masas de hielo y nieve sin forma, obstruir cañadas y ocasionar inundaciones, debido a la lluvia.

El peor desastre causado por una granizada ocurrió el 30 de abril de 1888 en la ciudad india de Moradabad, donde la lluvia de piedras de hielo ocasionó la muerte de 246 personas, ya sea en el acto o bien por las heridas sufridas. El 14 de abril de 1986 en Bangladesh, granizos de hasta un kilogramo de peso mataron a 92 personas. En la localidad de Viale, Argentina, el 7 de septiembre del 2010 cayó la bola de granizo más grande que se haya registrado, con 4.4 kilogramos de peso y 53 cm de diámetro.

La mayor piedra de granizo registrada en los EE.UU. cayó cerca de Vician, Dakota del Sur, el 23 de julio de 2010. Tenía un diámetro de 20.3 cm.; 47 cm de circunferencia y un peso de 0.88 kg. Como dato curioso, la persona que lo encontró, el Sr. Lee Scott, pensó primero en preparar daiquiris cubanos con el hielo, pero después de pensarlo mejor, lo puso en el congelador pensando entregarlo para su certificación, al Servicio Meteorológico de ese país.

Granizo2

En Cuba, nuestro compañero, el matancero Dr. Arnaldo Alfonso, tempranamente fallecido en un accidente, fue quien con mayor asiduidad estudió las Tormentas Locales Severas en el país y sus efectos. Estableció que, en el caso particular de Cuba, el granizo puede aparecer en cualquier época del año asociadas a condiciones de gran inestabilidad atmosférica generadoras de Tormentas Locales Severas, pero la mayor incidencia tiene lugar de marzo a septiembre. Concluyó que los picos de máxima actividad se localizaban en mayo y julio.

Su obra “Climatología de las Tormentas Severas en Cuba” relata que el 48% de los granizos reportados en Cuba alcanzan menos de 1 cm de diámetro, aunque existen casos, como el del 17 de agosto de 1982 en Las 21, zona rural de Ciego de Ávila, en que cayeron algunos con un diámetro de 8.8 cm.

Una de las granizadas más relevantes en Cuba tuvo lugar el 11 de mayo de 1913, al oeste del poblado de Placetas. De acuerdo con los testimonios aparecidos en el periódico El Mundo, alrededor de las tres de la tarde los residentes en varios caseríos de la zona fueron sorprendidos por una violenta tormenta eléctrica, con fuerte lluvia y viento. Comenzó entonces una granizada que en pocos minutos formó una capa de «media vara de altura» (una vara equivalía a poco más de 0,8 metros) sobre un terreno llano de unas cinco caballerías (una caballería = 13,42 hectáreas).

La mayoría de las aves de corral y otras en pleno vuelo perecieron al ser golpeadas de manera directa por los fragmentos de granizo, mientras el ganado vacuno, equino y porcino sufrió severas lesiones. Buena parte de las casas campesinas de la zona (bohíos) resultaron destruidas, derribó además 18 casas de curar tabaco y causó la pérdida casi total de los cultivos, no pocos de ellos destrozados por los pedriscos, que sobrepasaron los cinco centímetros de diámetro.

El arroyo Los Jagüeyes quedó cubierto de hielo, el que duró en el campo hasta unos días después. Cuando el granizo comenzó a derretirse; pudieron verse cómo pequeños «témpanos» se desplazaban arrastrados por la corriente de agua, en una escena verdaderamente insólita en el campo cubano. Por ello, algunos, incluso el diario de referencia, reportsron que había nevado.

Una fuerte granizada que recuerdo, ocurrió en Las Tunas el 29 de marzo de 1963, donde más de 20 personas resultaron lesionadas y en algunos puntos de la ciudad la capa de hielo se elevó hasta una altura de 80 centímetros. Se registró la muerte de ovejas y ganado menor.

Granizo3

Hace sólo unos días, el 16 de junio de 2020, ocurrió una fuerte granizada con grandes pedriscos en una localidad de la provincia canadiense de Saskatchewan. Los invito a ver un video que muestra qué le ocurrió a los automóviles y cómo resultaron muertos animales, ovejas en este caso.

GRÁFICO 4---VIDEO

Afortunadamente, en Cuba y en el Caribe, las piedras de granizo no suelen ser grandes, pero siempre hay que precaver y guarecerse en una granizada. Ud. no sabe de antemano qué tamaño van a alcanzar o en qué cantidad van a caer….

Back to top