Buscar

Votar

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 voto )

Apuntes de interés sobre el turismo cubano en 2017

Por: Elisa López (Excelencias News Cuba)
Apuntes de interés sobre el turismo cubano en 2017

Que Cuba ha tenido un 2017 memorable en materia de cifras y crecimientos turísticos no puede dudarlo a estas alturas nadie. De no haber sido por el inoportuno huracán Irma, que en septiembre pasado barrió el litoral norte del país, donde se concentran buena parte de los polos que más vacacionistas reciben, quizás el año habría cerrado en la isla caribeña festejando por el arribo de los 5 millones de turistas, un resultado que ha quedado como meta del 2018.

Sin embargo, ni el tropiezo que significó el meteoro, ni las nuevas prohibiciones emitidas desde Estados Unidos en relación con algunas licencias puntuales de viajes que habían favorecido mayores entradas desde ese territorio, contribuyeron a frenar un impulso que los directivos del sector turístico cubano esperan se logre retomar con fuerza durante la presente temporada alta.

Lo más notable del desempeño del 2017 fue que el crecimiento anual, que rondaba los 100 mil o 200 mil visitantes, se elevó a más de 600 mil. Otros datos y apuntes muy interesantes ayudan a validar que el actual empuje turístico en Cuba no es mera coyuntura circunstancial y se trabaja para mantenerlo en el futuro inmediato, a pesar de las contrariedades que puedan aparecer en el camino.

Capacidad de recuperación y garantías de seguridad

En esas dos frases podría resumirse el mensaje que el turismo cubano envió a todo el mundo, tras ser azotado directamente por el huracán más fuerte que se ha formado hasta la fecha en el Océano Atlántico. Detrás de ellas hay una realidad de destino consolidado, cada vez más robusto, y convencido de que el cuidado al visitante debe ser por siempre la tarea de primer orden.

Así lo enfatizó Manuel Marrero, ministro del ramo, al recordar que cuando Irma enfiló hacia la costa norte del país, el 88,5 % de los vacacionistas foráneos contabilizados por esos días se alojaban en instalaciones de la zona. Como parte del plan que garantizó su protección, muchos fueron trasladados a espacios con más seguridad y en particular sumaron 11 mil los evacuados desde los polos de la cayería de Villa Clara y Ciego de Ávila. La mayoría agradeció con creces esos desvelos en función de su tranquilidad y su vida.

Por otra parte, el fenómeno meteorológico se ensañó con Cuba en momentos en que los preparativos de la temporada alta se encontraban en pleno apogeo. No hubo tiempo para lamentos, porque según explicó el Ministro, la rápida revitalización se consiguió a partir de la estrategia de reorientar los recursos y fuerzas constructivas de nuevos hoteles y de las inversiones en curso en los polos; contándose además con el apoyo de muchos otros sectores y del Gobierno.

Y en la misma medida en que el primero noviembre se daba a conocer que todos los destinos turísticos estaban operativos dentro la isla caribeña, se renovaron acciones promocionales para que ese mensaje llegara a los principales mercados emisores; donde se habían extendido percepciones erróneas, tras mostrarse una y otra vez imágenes de los daños, pero obviando el esfuerzo indiscutible de la recuperación.

Sin olvidar ni un momento las inversiones

Los casi cinco millones de visitantes representan un reto importante para Cuba, que sabe perfectamente que no puede quedarse de brazos cruzados. Por eso sus metas más inmediatas pasan por la necesidad de ampliar capacidades de alojamiento, mantener una rehabilitación constante en las cerca de 68 mil habitaciones hoteleras en explotación en todo el archipiélago, y promover proyectos de nuevas infraestructuras desde los que se apueste por mayor competitividad.

En tal sentido, el titular del Mintur aseguró a los parlamentarios del país que aunque el huracán Irma provocó que cambiara un poco la dinámica de las inversiones planificadas, para nada las detiene; sino que se hacen algunos ajustes en relación, por ejemplo, con un grupo de pequeños hoteles que estaba previsto terminar en ciudades del interior de la Isla y deberán continuar en 2018.

En materia de renovación podría decirse que el meteoro resultó una fuerza adicional de empuje, porque se recuperaron en total unas 4 mil 500 habitaciones, y fue preciso remozar muchos espacios en las redes extrahoteleras y asociadas al entretenimiento.

El Ministro subrayó que se sigue adelante con la tarea de potenciar los proyectos que incorporan inversión extranjera las que llevarán a que se cuente en próximos años con hoteles e instalaciones cada vez más modernos, abriendo el diapasón para enfocarse con mayor fuerza en diferentes segmentos de mercado. Esas prioridades marcan la noción permanente de proyección hacia el futuro que viene caracterizando desde hace algún tiempo al turismo cubano.

En mantenida apuesta por la diversificación y la calidad

Ampliar la lista de mercados emisores de turistas hacia su territorio devino en un propósito en el que los cubanos se enfocaron con seriedad, desde aquellos años en que la severa crisis económica internacional asestó un duro golpe a los flujos de viajeros provenientes de los tradicionales mercados europeos.

Gracias a esos caminos previamente andados, el decrecimiento leve que mostró en 2017 el mercado canadiense, motivado por situaciones financieras internas en ese país, casi no se sintió en las estadísticas de la isla caribeña, impulsadas por el repunte que siguen manifestando los visitantes de Estados Unidos y los cubanos residentes en esa nación; de conjunto con un favorable aporte de algunos de los emisores tradicionales, como Francia, España e Italia, y en adición Rusia.

En tanto que mercados más nuevos, como es el caso de Argentina y Brasil –pese a confrontar dificultades con conexiones aéreas- han implantado igual récord en las cifras de turistas hacia Cuba, según refirió el titular de esta actividad en su informe al Parlamento.

Apuntó por otra parte Marrero que los cruceros son precisamente una de las áreas en las que el país ha tenido que probarse, sin apenas contar con tiempo para experimentar. No obstante, los números del presente año hablan por sí solos: se reportaban ya en noviembre unos 397 mil 530 cruceristas, en 230 buques de diez compañías diferentes que tocaron puertos locales.                            

Y es que en eso de diversificarse en propuestas para vacacionar y disfrutar también han puesto todo el empeño posible en Cuba, que continúa reforzando la modalidad de circuito, con fuerte presencia de atracciones históricas y patrimoniales, así como las variantes que acercan a los visitantes foráneos a la rica cultura nacional.

Al mismo tiempo, pretenden seguir priorizando el fomento de otras, como el turismo de eventos e incentivos, para el que cuentan con excelentes condiciones; o el de naturaleza y aventura, íntimamente ligado a proyectos específicos que abogan por la sostenibilidad y la protección del medio ambiente.

Desde alternativas de ocio tan diferentes, y a partir de una estrategia de desarrollo cada vez mejor planeada, Cuba logró además en 2017 incrementar su cifra de turistas días y registrar una mejoría notable en indicadores relacionados con la calidad. Sus estadísticas más recientes al respecto hablan de una satisfacción general de 94,7 %, con la mayoría de los vacacionistas expresando que recomendarían el destino a sus amigos y familiares, o manifestando su deseo de volver visitarlo en próximos meses.

Lea también: Destino Cuba reporta incremento en turismo de cruceros

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar