Buscar

Votar

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (4 votos)

Reeditan epopeya de expedición En canoa del Amazonas al Caribe

Por Mia Martínez
Reeditan epopeya de expedición en canoa del Amazonas al Caribe

Una parada náutica en las inmediaciones de  La Bahía de La Habana rendirá homenaje a la llegada a esta capital de la expedición En canoas del Amazonas al Caribe, el viaje por Latinoamérica del naturalista cubano Antonio Núñez Jiménez hace ya tres décadas.

El venidero 28 de junio unas 10  embarcaciones de motor y vela escoltarán desde la habanera playa El Chivo hasta el Muelle de La Marina a cinco canoas simbólicas, réplicas de las protagonistas de aquella travesía, que partió en marzo de 1987 desde Misahuallí, sitio ecuatoriano en las márgenes del río Napo.

Tripuladas por algunos de los expedicionarios de la trascendental epopeya, en el homenaje estarán presentes además descendientes de los organizadores del recorrido original, explicó a la prensa el comodoro del Club Náutico Internacional de Cuba, José Miguel Díaz, una de las entidades organizadoras.

Durante aquella travesía de 17 mil 422 kilómetros por 20 países, fueron utilizadas cinco canoas construidas a la usanza de las técnicas originarias.

Cuatro de ellas se conservan, dos en la sede la fundación en La Habana y la central provincia de Sancti Spíritus, así como una en República Dominicana y otra en Brasil.

El tributo homenaje en el litoral habanero cierra tras desembarcar en el muelle con la develación una tarja de bronce que perpetuará aquel acontecimiento liderado por Núñez Jiménez y dará inicio a una fiesta de artes y las ciencias.

Esta parada constituye además el colofón del Simposio Internacional En Canoa hacia una Cultura de la Naturaleza, evento teórico que abrirá el 25 de junio con 200 académicos de 13 naciones, incluida Cuba.

Con sede en el Museo Nacional de Bellas Artes, el programa incluye el debate en plenaria y comisiones sobre el cambio climático en las cuencas del Amazonas, Orinoco y el Caribe; así como la conectividad y fragmentación de esta área geográfica.

Compuesta por geógrafos, hidrólogos, arqueólogos, biólogos botánicos, etnólogos, fotógrafos, pintores y poetas, la expedición fue preparada y organizada por Núñez Jiménez, entonces presidente de la Comisión Cubana por el Encuentro de las Dos Culturas, con motivo de los 500 años de la llegada de los españoles a América.

La arrancada fue en marzo de 1987 para llegar a La Habana en junio de 1988.

El sentido más entrañable y trascendente de esta expedición es haber logrado que los científicos y exploradores de América Latina y el Caribe hayan calzado botas de siete leguas, dijo en alusión a este periplo el investigador.

Resaltó además que con espíritu bolivariano, los expedicionarios acompañantes echasen a andar por sus selvas, ríos, mares e islas, en una cruzada para redescubrir con ojos propios, lo que hasta ahora, en gran medida, habían realizado principalmente investigadores europeos.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar