Lo último de Excelencias Cuba
#CubaTuDestinoSeguro está presente en Anato 2021

Cuba Curiosa: La Máquina de la Fortuna

Rolando Pujol
07 April 2021 9:56am

Para los cubanos nacidos en las últimas décadas, el "bombo", hace referencia al sorteo migratorio de los Estados Unidos. Sin embargo, el verdadero "bombo", ese que dio origen al término como sinónimo de sorteo, se encuentra en Cuba y en sus inicios, nada tuvo que ver con la diáspora hacia el vecino del norte.

Se trata de las máquinas con que se elegían al azar los números premiados en el sorteo de la Lotería Nacional y que hoy se encuentran guardadas en una dependencia administrativa de la Oficina del Historiador de La Habana, por su valor histórico.

Lugar donde se guardan las máquinas de la lotería (5)
Lugar donde se guardan las máquinas de la lotería, en La Oficina del Historiador de La Habana

 

 Máquinas utilizadas en la Lotería Nacional, conocidas como el Bombo (1)
 Máquinas utilizadas en la Lotería Nacional, conocidas como el Bombo

 

Estas máquinas eléctricas construidas especialmente para la lotería, hacían girar unas bolitas con los números de los billetes a premiar y las cifras correspondientes de dinero con que serían favorecidos. Los niños de la Casa de Beneficencia y Maternidad eran los encargados de extraer de cada "bombo", primero la bolita con el número premiado y después la bolita con la cifra de dinero otorgado.

 Máquinas utilizadas en la Lotería Nacional, conocidas como el Bombo (3)
Máquinas utilizadas en la Lotería Nacional, conocidas como el Bombo

 

Los resultados se cantaban en voz alta por los infantes, repitiendo tres veces, los premios gordos. Los sorteos eran públicos y se realizaban los sábados por la tarde, amplificados por varias emisoras de radio y la televisión. El evento era ceremonioso, enfatizando siempre en la honradez y transparencia del acto.

Hay evidencias, sin embargo, de que en la lotería se hacían algunas marañas e incluso, una leyenda urbana afirma que las bolitas a premiar con las cifras mayores se ponían a enfriar previamente, para que, al meter la mano, fueran fáciles de elegir, lo cual nos parece algo rocambolesco teniendo en cuenta que eran niños los encargados de esa tarea.

El billetero o vendedor de los billetes de la lotería era un pintoresco personaje de barrio, que podía vender la fortuna de otros y vivir ellos mismos una precaria existencia.

 

Hojas de billetes de la loteria en Cuba
Hojas de billetes de la loteria en Cuba

La lotería fue una institución establecida en Cuba por las autoridades españolas en 1812 y se celebró durante 156 años, hasta su erradicación en 1968.

Como dato curioso le diremos que Pastorita Núñez, una mujer de acrisolada honradez, tuvo a su cargo la Lotería Nacional en los primeros años de la década del sesenta del siglo pasado. Con el dinero recaudado por la institución, Pastorita fabricó cientos de viviendas en apenas dos años, entre ellas La Habana del Este, un conjunto urbano considerado como el mejor que se ha erigido en Cuba hasta el presente.

 

 

 

Back to top