Buscar

Votar

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 voto )

Aciertos, distorsiones y correcciones en las guías de Cuba

Por Leonel Nodal, especial para Excelencias News Cuba
Aciertos, distorsiones y correcciones en las guías de Cuba

Una buena parte de los millones de viajeros que llegan a Cuba cada año con una guía turística en las manos, para orientarse en sus visitas y relaciones con los cubanos, comprueban acertadas ideas de dónde ir o qué hacer, pero también visiones erradas o incompletas respecto a costumbres, hábitos y un modo de vivir diferente, que bien valió la elección.

A estas conclusiones llegó la investigadora en estudios latinoamericanos de la Universidad de Kent, en el Reino Unido, Rebecca Ogden, quien descubrió que las guías de viaje de Cuba no le ofrecen a los turistas un panorama completo, o por lo menos más objetivo y deseable.

Sus observaciones, en nada sorprendentes para los residentes de este archipiélago, ofrecen una valiosa “guía” a los especialistas del sector –dentro y fuera del país- para requerir de editores y publicistas mayor estudio y precisión en sus indicaciones a los viajeros.

En una primera observación, al comentar el trabajo de la profesora Ogden, un analista del diario especializado Skift opinó que Cuba es ciertamente un país a donde es conveniente llevar una guía de viajes impresa.

A pesar de la ampliación de los servicios de telefonía móvil y el acceso público a Internet, vía WIFI, todavía las limitaciones existentes aconsejan tener a mano una guía turística.

Sin embargo, en el caso de Cuba las perspectivas de algunas editoriales sobre el país son engañosas y perpetúan estereotipos que perjudican a turistas y residentes, apuntó Ogden en su artículo "Lonely Planet: afecto y autenticidad en las guías de Cuba" publicado en la revista Social Identities.

Ogden, según refirió a la reseña de la publicación estadounidense, ha visitado Cuba en seis ocasiones y analizó analizó 12 guías de Rough Guide to Cuba y Lonely Planet Cuba.

Todos los libros, puntualiza, se publicaron entre 1997 y 2016, llevando a los lectores del final del Período especial de Cuba (una crisis económica severa) a la normalización con los Estados Unidos a fines de 2014.

Esas guías turísticas de Cuba figuran entre las más vendidas en Canadá, el Reino Unido y los Estados Unidos, tres de los principales mercados turísticos cubanos.

En cada nueva edición, gran parte del texto se republicó con solo pequeñas ediciones de direcciones, precios y horarios de apertura.

Ogden no habló con Rough Guides o Lonely Planet para el estudio, pero entrevistó a turistas, legisladores y proveedores de servicios en Cuba durante múltiples viajes de investigación en los últimos cinco años.

La investigación realizada por la británica Ogden le permitió concluir que la autoridad de las guías de viaje de Cuba para modelar las percepciones de los viajeros sobre el país está subestimada.

"Lo primero que llama la atención es que las guías brindan mucha información que refuerza el estereotipo del amante latino, como que las mujeres deben estar preparadas para la sorprendente cantidad de atención de los hombres", dijo Ogden.

La reseña de Skift apunta que la inspiración de la investigación de Ogden vino de dos ideas.

Una es la creencia generalizada de que la autenticidad de Cuba desaparecerá a medida que el turismo aumente y el país se abra al mundo exterior.

La otra es que los turistas utilizan los textos producidos en sus países de origen sobre Cuba para escapar de las explicaciones que ofrecen los guías turísticos de las empresas estatales, supuestamente permeada de propaganda gubernamental.

La dimensión político-social entre turistas y lugareños es algo que falta en el panorama general, dijo Ogden.

Las guías también alientan a las estadías en casas de familia privadas frente a la oferta de hoteles y resorts, como una forma de experimentar la supuesta verdadera Cuba, lo cual también es problemático, dijo Ogden.

"Hay muchas razones por las cuales el cubano promedio que trabaja en turismo no puede tratar una larga lista de cuestiones políticas, porque no todo el mundo es un guía turístico entrenado y entrenado para lidiar con muchas críticas de los turistas", dijo.

Las guías de Lonely Planet sobre Cuba registraron un aumento dramático de ventas en Estados Unidos EE.UU. después que el presidente Barack Obama comenzó el proceso de normalización en diciembre de 2014.

Desde 2015 hasta 2017, Cuba estuvo entre los cinco títulos más vendidos de la compañía.

La investigadora señala que durante mucho tiempo, los operadores turísticos han estado diciendo que los viajeros deberían visitar Cuba antes de que cambie.

Pero Ogden y muchos otros aún no han visto un cambio abrumador. "Mi interpretación es que no está cambiando mucho", dijo. "Estuve en Cuba el año pasado y en todos los restaurantes, todos tienen guías sobre la mesa".

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar