Buscar

Votar

Sin votos aún

Turismo de Cruceros, los puntos sobre la mesa

Por Mía Martínez

La casa editorial Temas puso en circulación en La Habana su más reciente libro, que aborda el impacto en lo económico y lo social sobre todo en la región caribeña, del Turismo de Cruceros, industria que arrancó hace ya medio siglo.

Por el Mar de Las Antillas. 50 años de Turismo de Cruceros en el Caribe es el título de esta investigación recogida en formato digital, con 310 páginas a consultar.

Se trata de un análisis del impacto de esta modalidad, existen pocos estudios sobre la relación costo/beneficio de esta industria, explicó en la presentación Martha Honey, PhD. Directora Ejecutiva del Centro para el Turismo Responsable (CREST), con sede en Washington.

Desde la terraza del hotel Ambos Mundos en el centro histórico habanero, sitio escogido por el escritor estadounidense Ernest Hemigway (1899-1961) para sus primeras estancias en esta capital en la primera mitad del siglo pasado, la especialista compartió sus criterios sobre sus bondades, en comparación con el turismo de estancia.

Lea también: 50 años del turismo de cruceros en el Caribe dentro de un libro

Ejemplificó como cada año crece estadísticamente ambas modalidades, sin embargo, aquel que prefiere pernoctar en una ciudad presenta más gastos.

Recordó que en los inicios de esta modalidad hace ya 50 años, Cuba fue excluida de los itinerarios, pues justo en esa época comenzaba el bloqueo estadounidense a la isla. Todo cambió en mayo del 2015, cuándo el Fathom Adonia de Carnival Cruise, con 700 pasajeros, atracó en la bahía de La Habana, rememoró.

A su juicio, la isla mayor del Caribe tiene poder de negociación y constituye el destino más interesante para el Turismo de Cruceros.

Para José Luis Perelló, Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de La Habana y especialista en desarrollo y planeamiento del turismo, el progreso de esta disciplina en la región caribeña dependerá de la nueva era del turismo de cruceros, en un área geográfica caracterizada por ser zona de paz y sin terrorismo. El Caribe, aseguró, se convertirá en la más importante para llevar adelante el turismo de cruceros en el mundo.

Al hacer un balance del comportamiento en cifras de llegadas de turistas por esa vía a la isla, a pesar de sus detractores, señaló que solo en 2017, llegaron 637 mil turistas.

Cuba comparte, dijo, uno de los 34 destinos del Caribe y representa una oportunidad para promover una mejor imagen de la isla, sugirió.

El libro cuenta con la autoría de otros dos profesionales: Jannelle Wilkins, Master en Administración Pública por la Universidad de Utah, EE.UU., Co-directora de CREST y Directora Ejecutiva del Instituto Monteverde, Costa Rica y Rafael Betancourt, PhD en Economía por la Universidad de la Florida, EE.UU., Profesor adjunto de Economía Urbana del Colegio San Gerónimo de La Habana, miembro del Equipo Editorial de Temas y Consultor de “Sol2 Economics”, con sede en Berkeley, California.

Ambos académicos aprueban el criterio de que en la actualidad las líneas de cruceros valoren a La Habana como la Joya de la Corona entre las ciudades patrimoniales del Caribe. La ciudad, coinciden, ofrece una oportunidad de crear una hoja de ruta fuerte, inteligente y bien coordinada para administrar su mercado de turismo de cruceros.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar