Lo último de Excelencias Cuba
Cuba tendrá Pabellón de País en JD.com, China

A 56 años del CNIC: La Catedral de las Ciencias Cubanas

Rolando Pujol
30 June 2021 2:54pm

Con la creación en 1962 del Instituto Victoria de Girón, para la enseñanza de las ciencias médicas, pronto quedó claro que sería necesario contar también con un centro científico de alto nivel, para las investigaciones en el campo biomédico, y en las diferentes ramas de la química y la biología. La idea fue anunciada por Fidel Castro en su discurso del 13 de marzo de 1964 y poco más de un año después, se materializaba con la fundación el 1 de julio de 1965 del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, conocido por sus siglas CNIC.

El centro, que arriba este 2021 a sus 56 años de existencia, transitó desde su fundación hasta el presente por diversas etapas, donde se destaca como crisol del primer grupo de científicos formados después del triunfo de la Revolución y que hoy superan más de 25 mil.

Fue también motor impulsor para la creación de otros centros de investigación, que sumaron sus fuerzas, talentos y recursos, al liderazgo del CNIC, en materia de salud animal, sanidad agropecuaria y la producción de vacunas y biopreparados, así como de medicamentos y suplementos dietéticos derivados de la caña de azúcar.

Entre los productos líderes derivados de la gramínea desarrollados por el CNIC, destacan el Policosanol, conocido como PPG y el Ateromixol, empleados en la terapia hipercolesterolémica.

Línea de productos naturales desarrollados por el CNIC (1)
Línea de productos naturales desarrollados por el CNIC

El Centro Nacional de Investigaciones Científicas, fue el primero en introducir en Cuba las técnicas de espectrometría de masa, de resonancia magnética nuclear, de absorción atómica, de ultracentrifugación, el análisis automático, entre muchas otras tecnologías de primer nivel.

La institución creó talleres de desarrollo, reparación y fabricación de instrumentos de laboratorio, algunos de los cuales han constituido verdaderas novedades. El CNIC, también comenzó desde los años ochenta del pasado siglo, a producir equipos para el diagnóstico clínico y para el Centro de Inmunoensayo.

Entre los dispositivos médicos desarrollados por el CNIC, que han tenido notable éxito, podemos mencionar el Diramic, sistema diagnóstico microbiológico, Ozomed, para la producción de ozono de uso terapéutico, el Medicid, encefalógrafo digital y Neurónica, sistema de potenciales evocados; auditivos, somato sensoriales y visuales.

Aunque la crisis económica de los años noventa, conocida como Período Especial, obligó a cancelar el proyecto, el CNIC, logró construir dos prototipos del Coramec, el primer corazón mecánico cubano, uno de los cuales fue implantado con éxito, en 1991, a un paciente que pudo sobrevivir durante 216 horas, hasta que recibió el trasplante de un corazón humano.

Coramec, corazón mecánico cubano desarrollado por el CNIC (1)

 

Coramec, corazón mecánico cubano desarrollado por el CNIC (2)
Imágenes del Coramec, corazón mecánico cubano desarrollado por el CNIC

El edificio donde radica desde su fundación el Centro Nacional para las Investigaciones Científicas, fue el primero que se diseñó y construyó en Cuba, para acoger una institución de sus características. Se encuentra enclavado en el Reparto Cubanacán, muy próximo a varios centros científicos con los cuales encadena su trabajo. El inmueble, puede considerarse como la “Catedral de las ciencias cubanas”, por el extraordinario historial científico que atesora y que trasciende hacia el futuro.

Vista del edificio de Centro Nacional de Investigaciones Científicas en el reparto Cubanacán en La Habana (2)
Vista del edificio de Centro Nacional de Investigaciones Científicas en el reparto Cubanacán en La Habana

 

 

 

 

  

 

 

 

Back to top