Buscar

Votar

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 voto )

El Caburní, salto de agua más visitado en Cuba

Por Silvia Martínez

Al centro de Cuba, a 350 kilómetros de La Habana, en la provincia de Sancti Spíritus, encontrarás uno de los senderos más seductores de esta isla caribeña que además conduce al Salto del Caburní.

Considerado un reservorio ecológico predilecto por los turistas que visitan el Gran Parque Natural Topes de Collantes, en el entorno del  grupo montañoso Guamuhaya o Sierra del Escambray, el cual abarca un área protegida de 200 kilómetros cuadrados de superficie.

En esta oportunidad lo invitamos a acompañarnos por este hermoso paraje que por sus numerosos atractivos fue declarado Monumento Natural.

Ocho parques recreativos y de aventuras encontrará usted en esta zona: Guanayara, El Cubano, Vegas Grandes, Codina, El Nicho, la reserva de Javira Cayo, Las Iguanas y Caburní.

Atractivos culturales, históricos o naturales que hacen de este sitio un lugar de mucha atracción, más en el caso de El Caburní.

Entre los muchos atributos de la naturaleza se añade, y ello es parte de la leyenda de la zona, que justo aquí pasa un rayo de energía universal.

En un área superior a los 2 mil 500 metros es apreciable el endemismo de las especies vegetales y animales, valles de extraordinaria belleza y pendientes de hasta 45 grados.

Con aguas que se deslizan por una ladera de más de 60 metros de altura, que semeja la cola blanca descomunal de un caballo, del Salto del Caburní y del Parque del cual es parte se divisa la villa de Trinidad, Patrimonio Cultural de la Humanidad (1988) y que recién cumplió cinco siglos de fundada por los españoles.

Si usted gusta del turismo de naturaleza, en medio de un paisaje selvático precioso puede bañarse en una hermosísima cascada o en muchas de las pozas que son alimentadas por diversos manantiales, de este modo libera a su cuerpo del cansancio de una larga caminata para llegar a este lugar y cobra fuerzas para emprender el camino de regreso.

Desde una gran altura, a más de 800 metros sobre el nivel del mar, usted podrá disfrutar de una hermosa vegetación donde habita de manera natural el Tocororo (Priotelus Temnurus), ave nacional que posee en su plumaje los mismos colores de la bandera cubana: azul, blanco y rojo.

Además en las palmas reales encontrará a las cotorras, el negrito, el gavilán, el carpintero churroso;  el catey, conocido como perico y donde también anidan el sijú cotunto y el platanero, la más pequeña de las lechuzas que habita en las Antillas.

De igual modo en las laderas cubiertas por diversas plantas silvestres crece la Mariposa (Hedychium Coronarium Koenig), flor nacional de Cuba.

El espectáculo natural lo completan helechos arborescentes, orquídeas, algarrobos, cedros, caobas, magnolias y tecas.

Más de 100 tipos de aves, el 45 por ciento de las especies endémicas del país; unas 20 clases de pinos, 12 de eucaliptos y más de 100 plantas ornamentales que adornan el paisaje con sus flores todo el año, son también muy favorecidas por el microclima de la zona.

Aquí, si lo necesita, funciona un centro nacional de rehabilitación de salud, que emplea técnicas de la medicina tradicional y ejercicios físicos terapéuticos junto a tratamientos antiestrés dirigidos a mejorar la calidad de vida.

Leyendas y hermosas realidades se dan la mano en este paradisíaco lugar para que usted y todos los visitantes sientan la necesidad de adentrarse en ese verdor propio de la naturaleza en sus inigualables sonidos y el aire puro que llena sus pulmones…

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar