Buscar

Votar

Sin votos aún

Estrellas de la pelota cubana iluminaron Ciego de Ávila

Por Redacción Excelencias News Cuba
Estrellas de la pelota cubana iluminaron Ciego de Ávila

Para un pueblo como el cubano, en el cual la pelota es rasgo ineludible de identidad, la celebración de los Juegos de las Estrellas constituye una fiesta que involucra a peloteros en activo (jugadores de mejor rendimiento hasta la primera mitad de temporada), veteranos ya retirados, la afición de la provincia designada como sede y en sentido general toda la nación, ávida siempre de un espectáculo de semejante magnitud.  

Con inicio dentro de nuestras Series Nacionales en 1963, pero con referentes anteriores en la era profesional desde 1956, han estado divididos a lo largo de su historia en tres etapas diferentes:

1-   De 1963 a 1967 se celebraron las primeras cinco ediciones, las cuales tuvieron dominio total de Occidente que se impuso en cuatro de estas.

2-   De 1981 hasta 1987, tendría lugar la segunda, con el reverso de la moneda en cuanto a resultados, pues Orientales triunfó en cuatro de los seis encuentros que se realizaron en el periodo. Durante esta segunda etapa una Serie de Estrellas se celebró en 1985 a tres choques, año en donde no se jugaría el tradicional Juego de las Estrellas.

3-    En el año 1994, en uno de los momentos más críticos del llamado Período Especial, se decide dar un espectáculo al pueblo de Cuba con además la popularidad y apoyo de las estrellas de un show televisivo cubano como era el programa Sabadazo, y de este modo el estadio Latinoamericano recoge un encuentro llamado entre Centellas y Truenos el cual en el año 2011 finalmente sería incluido en las estadísticas oficiales de los Juegos de Estrellas.

4-   Hacia 1998 comenzaría así la tercera etapa de estos encuentros, que se extiende hasta nuestros días y que ha visto solo a dos estadios no celebrar el tradicional partido, los parques Cándido González de Camagüey, y Nguyen Van Troi de Guantánamo, además de no disputarse 2009 y 2010.

En otras ocasiones excepcionales se han convocado partidos de Estrellas, como cuando en el 2002 se produjo la visita del ex-presidente norteamericano Jimmy Carter a Cuba, o las preparatorias para las ediciones II y III de los Clásicos Mundiales en el 2009 y 2013, pero estas de manera extraoficial.

Ciego de Ávila en ebullición

Tras esa contextualización histórica desembarcamos en ciego, una provincia en total ebullición y a la espera de estos choques desde el 2007. El José Ramón Cepero, repleto a no caber un alpiste fue el reflejo de la sed de los aficionados a la pelota.

En un ambiente de camaradería plena los veteranos de Orientales blanquearon a sus similares de Occidentales 3-0 la tarde del sábado.

Ormari Romero, de los que aún se mantienen con un descanso activo aseguró: Esta es una forma de rescatar en el pueblo los recuerdos de los que estamos retirados mucho tiempo después. Algunos nos mantenemos, porque siempre hacemos algo”. Romero sofocó con envíos aún rápidos, un posible rally de Occidentales.

Osmany Urrutia por su parte demostró porque fue apodado señor 400, luego de cuatro campañas seguidas promediando por encima de ese respetable average. Su jit impulsor aseguró la sonrisa de los suyos.

“Magnífica idea para mantener viva la tradición y reunirse con amigos”, afirmó el ex inicialista Felipe Sarduy, con raíces profundas en la provincia avileña.

Por su parte Antonio Muñoz, conocido como el Gigante del Escambray, ha participado en varios Juegos de las Estrellas y de veteranos, acorde con la calidad de quien fuera uno de los más temibles bateadores del béisbol revolucionario durante las 24 series que jugó: 302 de average, 370 jonrones -el primero en arribar a 300 en la isla- y 1 407 carreras impulsadas.

Próximo a sus 70 años explicó que con Agustín Marquetti en la inicial le costó hacer el equipo Cuba, como también luego Alejo O´Reilly en Villa Clara con Muñoz de titular: “Estoy muy feliz de reencontrarme con muchos peloteros que aprecio y quiero, somos como una gran familia: Anglada, Puente, Ulacia…

Redondeando la fecha sabatina otros de excelente performance fueron Lazo, Ernesto Guevara Ramos, Luis Ulacia, por solo mencionar algunos.

Los más hábiles

En las pruebas de habilidades el hielo lo rompió el mayabequense Pedro León, líder  en la carrera de home a primera con supersónicos 3.63 segundos. En el sprint doblegó al artemiseño Dayron Blanco (3.66), en tanto cuatro de los seis en pugna rebajaron el respetable tiempo de 3.80.

Con el césped hirviendo los receptores demostraron su valía en el tiro al barril. El industrialista Oscar Valdés uno de los hombres más productivos con compañeros en circulación de la fase inicial, perforó el tonel en el mismo centro, para dejar sin opciones a sus oponentes Andy Cosme, Félix Carbonell, y Yosvany Alarcón.

En esa cuerda de lanzamientos precisos el villaclareño Norel González sacó a pasear su mosquete desde el jardín central colocando la pelota a solo 54 centímetros del plato. Además probaron su puntería el pinero Jhony Hardy, el propio Blanco, y Duniesky Barroso.

Otra pincelada de velocidad, pero esta vez en la vuelta al cuadro, colocó como bólido más técnico al propio Dayron, también con protagonismo reiterado y capaz de vencer el segmento en 14.09 segundos. ¿Su más cercano perseguidor? El propio León 14.15. Lamentablemente León sufrió una caída devenida en lesión, lo que privó al refuerzo de Industriales, de defender su liderazgo de jonrones durante la etapa regular (15), en el derby.

Ojo, el máscara tunero Yosvany Alarcón se impuso por tercera vez en esta, la prueba de habilidades más ansiada por todos. Comandó la clasificación con seis vuelacercas, el doble de los despachados por sus persecutores, a razón de Duniesky Barroso, Jorge Alomá y Stayler Hernández; y luego en la definición pegó otros dos que resultaron inalcanzables.

El plato fuerte de la fecha, con sensaciones encontradas para el pitcher ganador, Geonel Gutiérrez (zurdo de Artemisa) lo constituyó el Juego de las Estrellas en activo, ganado por Occidentales con pizarra de 5-4, para abrazar el enfrentamiento histórico a 15 éxitos por bando.

Voces:

Alarcón: “Todo el mundo quiere ganar esta competencia, y por eso me siento muy contento. Llegue prácticamente como ganador a mi turno, y el esfuerzo no es el mismo. Influye mucho la técnica de bateo porque te puedes desajustar”.

Geonel: “Me satisface la invitación al Juego de las Estrellas por mi actuación en la primera fase aunque no me hayan escogido como refuerzo. Seguiré entrenando y preparándome para futuras campañas. Este ha sido un gran logro para mí ya que gané el primer juego de estrellas en que participo”.

Pedro León: “Ha sido algo grande para mí porque estoy con estelares del béisbol cubano. Siempre me enfoco en la preparación física y en la explosividad que tengo en bases. Me baso en eso, y me ha traído buenos resultados”.

Oscar Valdés: “La competencia nunca es igual al juego porque no es la misma adrenalina. Me enfoqué en la dirección del aire que lo vi batiendo para el jardín derecho e hice los tiros un poco más a la izquierda. Es un honor para mí estar aquí porque es un mérito  por mi rendimiento”.

Momentos estelares

Para culminar con un fin de semana de sumo brillo, que marca el impasse de mitad de campaña y posibilita a los seis elencos agraciados reforzarse y cargar baterías de cara a la instancia decisiva, los dejo con algunos momentos estelares recogidos a lo largo de la historia de estos desafíos:

1-   Yolexis Ulacia es el único lanzador que ha ganado dos juegos, ambos de manera consecutiva en las ediciones del 2003 y del 2004 y además en rol de relevo.

2-    Carlos Yánes es el lanzador con más decisiones en estos partidos (3, 1-2).

3-    Solo tres partidos se han ido a extrainnings en las 29 ediciones anteriores y los 28 juegos celebrados. La primera fue en la edición de 1967 y las otras dos en el 2003 y el 2011, todos los choques extendidos a 10 entradas.

4-    Danel Castro ha decidido con jonrón dos Juegos de las Estrellas, el de las temporadas 1999 y 2004.

5-   La única vez que se mezclaron retirados y activos en un derby de jonrones fue en el 2000 en Sancti Spíritus, cuando el retirado villaclareño Víctor Mesa ganó la competencia con 8 cuadrangulares.

6-    En el 2001 el zurdo habanero Raúl Valdés ponchó a cinco bateadores de forma consecutiva.

7-    El  Juego de las Estrellas celebrado en el 2011, fue el primero que se celebró bajo la Regla de la IBAF para juegos de extrainnings, la también conocida Regla Schiller. Alexander Guerrero de Las Tunas y Yoelvis Fiss de Ciego de Avila en el choque del 2011, jonronearon por vez primera en un partido decidido por la Regla de la IBAF o Schiller, para partidos que se fueron a extrainnings.

8-    El Juego de las Estrellas del 2016 resultó el primero en que uno de los dos elencos solo conecta un indiscutible en el choque, en este caso en el mismo primer inning por cuadrangular de Julio P. Martínez ante Yoanni Yera.

9-    Víctor Mesa es el único manager con dos éxitos con Orientales (2003 y 2004) y dos con Occidentales (2014 y 2016).

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar