Lázaro Bruzón: “Lo primordial es disfrutar cada partida de ajedrez”

23 de Noviembre de 2015 6:42pm
alina
Lázaro Bruzón: “Lo primordial es disfrutar cada partida de ajedrez”

El Gran Maestro (GM) Lázaro Bruzón, monarca recientemente en el Campeonato Iberoamericano de Ajedrez de Bilbao, España, fue uno de los principales exponentes del juego ciencia en Cuba en prestigiar con su presencia el I Torneo Abierto de Partidas Blitz, escenificado este 19 en el Salón de Embajadores del Hotel Habana Libre Tryp, para compartir con niños, jóvenes y amantes de este deporte en general, en justo homenaje que allí se le hizo al excepcional José Raúl Capablanca, por el aniversario 127 de su natalicio.

   Rodeado de amigos y familiares, en las inmediaciones del local habilitado para dicha actividad, accedió gustosamente a conversar con la Revista Excelencias, sin que con ello interrumpiera para nada su disfrute de aquella fecha memorable y con una seguridad de sí mismo, que amedrentaría al más ecuánime de sus adversarios, que hizo recordar aquella corona conquistada en el campeonato juvenil de la disciplina en Ereván, Armenia, en el año 2000.

   Ahora, a sus 33 años de edad y con un coeficiente ELO actualizado este mes de 2657, se muestra como un Bruzón más experimentado, cargado de un cúmulo de recuerdos agradables, y otros no tantos, que han moldeado su personalidad e incidido en su carrera deportiva, llena de éxitos y también de desazón.

   La justa en cuestión, como parte también de los festejos del Día de la Cultura Física y el Deporte y el Día Internacional del Ajedrez –instaurados también en memoria de Capablanca-, formó parte de una iniciativa surgida a principios de septiembre de este año, gracias en gran medida a las gestiones realizadas por Francisco Martínez, funcionario de la Embajada de España en Cuba, con el objetivo de reunir todos los viernes de cada mes a los amantes de la disciplina.

   ¿Desde tu experiencia como jugador, qué te parece este tipo de iniciativas, la cual se efectuó un jueves debido a tales acontecimientos?

   Es sumamente interesante e importante para el desarrollo del ajedrez y la popularidad del mismo, pese a  que aquí se sigue mucho este tipo de iniciativa hace falta. Es importante en todos los sentidos, para su divulgación, masificación, preparación y para brindar la oportunidad a jóvenes jugadores de poder enfrentarse a maestros reconocidos. Pese al poco tiempo que lleva este evento en este salón ha sido todo un éxito y estoy muy contento de ser una pequeña parte de estas actividades, que al final, es apoyo y desarrollo para el ajedrez.

   De tal manera crees entonces que el ajedrez cubano pasa por un buen momento.

   Hace muchos años el ajedrez goza de buena salud, existe mucha masificación y hay una cultura general muy buena en Cuba, pero, al nivel que hemos alcanzado se puede aspirar a mucho más, a estar realmente de nuevo entre los mejores países del mundo, y en ese sentido me parece que lo que nos falta es este tipo de iniciativas o parecidas, la oportunidad de que los pequeños, los principiantes que van sumándose al ajedrez tengan la oportunidad de competir en Cuba, de jugar cada vez más. El ajedrez tiene excelente salud, mucha perspectiva, pero aún puede ser mejor, y si mantenemos este tipo de eventos muy pronto se verán los beneficios.

   Beneficios como los que tuviste recientemente. ¿Cómo crees que fue este año para Bruzón en sentido general?

   Este año me preparé excelentemente, bastante fuerte, con muchas ganas y las cosas salieron bien en la mayoría de los torneos. Recientemente tuve una buena actuación en el Torneo Iberoamericano. Creo que esto es parte de una carrera larga, en la que muchas veces no se pueden controlar los resultados, trato de aportar lo mejor que puedo en el entrenamiento y la dedicación, pero siempre es complicado estar en máxima forma cuando se compite a niveles tan altos.

   He sacado las mejores conclusiones de esta temporada y ya me estoy preparando al máximo de nuevo para los próximos torneos, porque sé que me falta mucho todavía. Puedo progresar mucho ajedrecísticamente y mejorar en muchos sentidos los resultados, y creo que este próximo año lo voy a demostrar porque llevo mucho tiempo con una preparación bastante seria y consecuente, y creo que sí, que los resultados van a mejorar.

   Sobre todo para el gran reto que supone la Olimpiada del deporte del próximo año.

   Ese es el principal certamen nuestro para el 2016. Tenemos el antecedente de la edición anterior, en la que nos ubicamos séptimos por equipo, y yo estuve muy cerca también de lograr una medalla individual, me ubiqué entre los mejores jugadores de los defensores de los segundos tableros.

   Todos los miembros del equipo estaremos en función principalmente de la Olimpiada, que va a ser en septiembre. Hay muchos torneos más, pero en mi caso y el del equipo todos estaremos enfocados en una preparación en aras de ratificar la buena actuación del año pasado. En sentido general voy a buscar la forma de elevar mis resultados y mi ELO.

   Retomando nuevamente los hilos de esta jornada y, salvando las distancias, quizás este tipo de iniciativas nos remonta a aquellos gigantescos encuentros que efectuaron en la década de 1960 en la Plaza de la Revolución. ¿Crees que tal vez nos hemos desligado un tanto de la importancia dada a este deporte en aquella época? ¿Qué mensajes le darías a las nuevas generaciones?

   A pesar de que no viví aquella época, conozco muy bien la historia, porque además de ser un jugador profesional soy un amante del ajedrez en todos sus sentidos y conozco mucho la historia, no solo del ajedrez cubano sino mundial, y claro, todas esas cosas fueron inspiraciones para lo que hoy se quiere. De cierta forma recogimos un fruto que se empezó a trabajar con la visión del Comandante Ernesto “Che” Guevara, de los torneos Capablanca…

   Realmente, el ajedrez es una actividad tan sana, tan productiva, tan buena para la juventud, para los niños que –no solo esta visión es la que se tiene en Cuba-, se ha planteado en el Parlamente Europeo y se piensa que pronto forme parte del plan de estudio para los niños. Es una lástima cuando no se aprovecha ese tipo de herramientas aquí en Cuba, claro, los tiempos cambian y se viven cosas bastante violentas, la juventud se enfrenta cada vez a cosas más adversas y el ajedrez es una alternativa demasiado buena, sana, que realmente es una lástima que no se aproveche más, pero bueno, hay mucha gente que tiene que entender esto y hacer lo que pueden, cada cual hacer su misión, porque me parece incluso que en tiempos anteriores teníamos más formas de acceder los niños al ajedrez y de los que querían dedicarse a ello. Había más ajedrez en las escuelas, había una mayor masificación en las academias, y eso  como que ha aflojado un poco y habrá que buscar las alternativas, a las personas que tengan que ver con esto directamente.

   Uno ayuda en lo que puede, pero no tiene la mayor responsabilidad en estos casos, el mensaje es ese, no solo dedicarse al ajedrez como carrera sino conocerlo en todos los sentidos, no es un tiempo para nada desperdiciado. Siempre que puedo comentar o difundir el ajedrez lo hago, porque lo siento, porque en mi caso me ha dado muchísimas cosas buenas, las cosas maravillosas que he vivido son gracias al ajedrez. Tengo un niño pequeño que ojalá se dedique al ajedrez también.

   ¿Qué valoración pudieras hacer acerca de tu carrera deportiva, hasta el momento?

   Sin ser conformista, he logrado muchas cosas, que en un momento cuando empecé ni siquiera soñaba. No pensé que sería GM tan joven, que ganaría un Campeonato Mundial Juvenil, y en el momento en que mi carrera no iba tan bien algunos años atrás parecía una utopía llegar a los 2700 ELO, que es una cifra a la que pocos ajedrecistas a nivel mundial en todos los tiempos habían logrado. Aquí lo había hecho Leinier Domínguez, y en ese momento, yo sentía que era mi principal deuda, y eso lo logré también. Ahora mismo no tengo esa cifra, pero la tuve por mucho tiempo, o sea, que poco a poco he ido cumpliendo muchos resultados que en un momento yo ni siquiera soñaba.

    Hoy por hoy mi carrera se concentra en disfrutar lo que hago, en tratar de aportar lo mejor q puedo para el ajedrez cubano, con mis actuaciones y cualquier contacto que tenga, me gusta mucho ser parte del equipo nacional y poder hacerlo lo mejor posible. Estoy en una etapa en la que quiero disfrutar, mantenerme, y si puedo aumentar mi ELO y resultados, pues perfecto, pero me lo tomo con calma, sencillamente me tomo cada torneo como viene, tratar de hacerlo lo mejor posible y en sentido general me siento bastante contento y satisfecho con lo que he logrado hasta ahora.

   ¿Entonces elevar tu ELO no es algo que te quite el sueño en estos momentos?

   Elevar el ELO pudiera decir que es mi principal meta en estos momentos de hecho, pero ya tuve esa cifra, pero no es como cuando no lo había logrado, no es una cosa que me presione tanto como cuando no lo había logrado, como en su momento lo fue llegar a los 2600 y no lo había logrado. Quisiera hacerlo y poder estabilizarme en esa cifra, pero de una forma u otra he alcanzado ese nivel, entonces me siento bien con eso. Si lo logro, bienvenido sea, pero no va a depender de cómo me sienta respecto a mi carrera, porque lo principal hoy por hoy es disfrutar cada partida que juegue de ajedrez.  

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.