Buscar

Votar

Sin votos aún

Simposub 2018: valorar y preservar la historia de Cuba

Por Carlos Manuel Ponce Sosa Fotos: Autor
Simposub 2018: valorar y preservar la historia de Cuba

Desde hoy y hasta el venidero 5 de julio sesionará en Santiago de Cuba Simposub 2018, evento de carácter internacional dedicado a la conservación del patrimonio natural y cultural subacuático.

Simposub 2018 hace valer el patrimonio subacuático cubano

El importante foro tiene como eje central la transcendencia histórica de la Guerra hispano – cubano – norteamericana, 120 años después del suceso que desencadenó el fin del colonialismo español en América.

Esta conflagración bélica tuvo como punto más álgido la Batalla Naval escenificada en el litoral santiaguero, la cual trajo consigo el hundimiento de la flota del almirante Pascual Cervera, en los primeros días de julio de 1898.

A la presente edición del simposio asisten buzos especializados, relevantes historiadores como el MSc. René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba o el capitán de navío de la Armada Española Juan Escrigas Rodríguez.

La M.Sc Gladys Collazo Usallán, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, es otra de las personalidades presentes en el evento. La también presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos ofreció la víspera declaraciones en exclusiva para los lectores de Excelencias News Cuba

¿Cuánto contribuyen a la salvaguarda de la memoria histórica eventos como Simposub?

Lo que no se conoce resulta imposible preservarlo. El principal acierto de Simposub, en sus diferentes versiones, radica precisamente en haber dado a conocer cuáles son y qué estado de preservación tienen los pecios ubicados en el litoral de Santiago de Cuba. Nos ha permitido saber más detalles de la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana propiamente.

Otro elemento importante logrado por Simposub recae en la materialización de la Declaratoria de Monumento Nacional. Es un reconocimiento por el trabajo que ha realizado Cubasub, el equipo que encabeza Vicente González Díaz,en la organización de este evento.

¿Cuánto representa para usted y para la entidad que preside asistir a un encuentro que rememora hechos tan transcendentales de la historia?  

Es un privilegio poder debatir sobre un tema tan relevante con historiadores cubanos y extranjeros, como pueden ser algunos de los descendientes de Pascual Cervera,quienes han estado acá en ocasiones anteriores. Dialogar sobre el suceso con oficiales de la armada española… o sea, la mirada de ellos sobre lo que sucedió para mí es también algo muy importante; conocer qué hay en la Bahía de Santiago que no existe en otro lugar del mundo.

Del mismo modo es un compromiso porque, según los valores y riquezas de ese intercambio, deseo que el evento tenga larga vida.

¿Qué ingredientes agregaría?

No le agregaría mucho porque el programa complementa muy bien la teoría y la práctica. Simposub concibe actividades culturales relacionadas con el tema central de cada cita, pero también implementa la inmersión en el escenario de la Batalla Naval, y muchos participantes esperan los últimos días para hacerlas. Ha realizado actividades inusuales como la colocación de una tarja conmemorativa en el fondo marino, muy cerca de unos de los pecios.

Por otra parte, no debemos olvidar que Cuba es signataria de la Convención del Patrimonio Subacuático, por lo tanto, es un deber no solo que se conozcan cada vez más nuestros pecios, sino que también se divulgue cuál es la estrategia de salvaguarda de este tipo de patrimonio.

Y lo otro que ha logrado el evento es imbricar a las personas de la comunidad, que no puede hacer submarinismo, pero sabe sobre los pecios, conocen lo que significan para la Historia de Cuba.

Quisiera reconocer también la labor de Pascual Cervera y Ángel Luis Cervera, descendientes del almirante, que en esta ocasión no asistirán por situaciones ajenas a su voluntad, pero que han formado parte importante de este proyecto.

SIMPOSUB 2018

Para mí ha sido -y sigue siendo- un honor llevar 25 años de mi vida compartiéndolos con mis hermanos cubanos y recuperar la autentica memoria de la historia del 98. Poder sumergirme en los pecios de la escuadra de mi bisabuelo y abrazar la tarja que con respeto se colocó allí en recuerdo de los marinos caídos del 3 de julio de 1898 constituye una de las experiencias emocionales más intensas de mi vida. Vicente González fue testigo de ello y mi agradecimiento por lo mucho que ha trabajado entorno a este proyecto. Por otro lado, mi condición de Académico de la Academia de la Historia de Cuba y asesor de Gladys Collazo en cuanto al patrimonio naval sumergido se refiere, es otra circunstancia que me une si cabe, aun más, al pueblo cubano con quien tengo una deuda impagable. Los pecios de la escuadra del almirante Cervera constituyen, desde 2015, Monumento Nacional para los cubanos, pero mi sentimiento ya alcanza lo que debe terminar por convertirse: en patrimonio de la Humanidad, un legado que contribuye a preservar, no solo la historia de Cuba, sino la de España.
Ángel Luis Cervera, PhD

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar