Lo último de Excelencias Cuba
#CubaTuDestinoSeguro está presente en Anato 2021

Aurelio y Giulio, campeones que disfrutan del puro justo en el momento justo

Claudia Gómez
29 February 2020 12:06pm
AurelioTufano-GiulioAmaturo

Para Aurelio Tufano y Giulio Amaturo, el Festival del Habano es un momento muy interesante. Hace un año participaron por primera vez en él, e incluso se atrevieron a debutar como parte de las duplas contrincantes en el concurso Habanos Wolrd Challenge (HWC), uno de los eventos más atractivos e interesantes dentro del Festival…y lo hicieron con victoria total.

Así como uno más, sin que el ser reconocidos por todos los amantes del mejor tabaco Premium del mundo reunidos aquí los cohíba, estos dos italianos se pasean por los pasillos y salas del Palacio de Convenciones de la Habana, que acoge esta semana fiesta. Así, naturales y espontáneos se dejan entrevistar por el equipo de Excelencias.

Lo primero que hace esta dupla de campeones al inicio de nuestra conversación es un "gracias a Nicola Pileggi, en representación de Diadema y la ASCC, por su promoción en Italia de este Festival del Habano y permitirnos estar hoy aquí, en Cuba".

Se iniciaron en el mundo del Habano hace unos 15 años, de forma independiente, cada uno por su cuenta, tuvieron sus primeros acercamientos en su Italia natal, pero cómo llegaron a conocerse, cómo se hicieron pareja de competencia, cómo ganaron y cómo esa victoria cambió sus vidas, son algunas de las preguntas a las que nos respondieron Aurelio y Giulio.

Este último nos comienza la historia. Nos cuenta que en la ciudad italiana de Torino existen clubs de puros, llamados Puro Motivo, de hecho, hay una red nacional de estos clubs y coincide que ambos, Giulio y Aurelio, asisten al mismo club, es allí donde se conocen, y conversando descubren que la pasión que los une es la misma, es fuerte: el gusto por el tabaco cubano. Es de esta forma, tres años atrás, que deciden formar pareja de competencia en el mundo del habano.

La edición 21 del Festival, en 2019, los acogió por primera vez, y se arriesgaron a hacerlo en el HWC, un concurso que describen como muy interesante, como un momento agradable del cual todos disfrutan.

“Pienso, nos dice Giulio, que va a crecer cada año por el interés que despierta en los participantes, en la prensa, todos quieren saber sobre lo que acontece en este concurso. Por ejemplo, después que ganamos, todos en Italia nos invitaron, es ahí que comienza el verdadero premio; comienza luego de la competición”.

“El Festival es un buen evento. Hemos estado en Cuba muchas veces, pero nunca lo habíamos hecho en este evento; es interesante principalmente cuando todos te conocen por haber ganado el HWC”, nos dice entusiasmado Aurelio.

Es muy gracioso, incluso, el tema de la fama, “Ayer, por ejemplo, un chico nos ha parado cuatro veces para la foto”, agrega Giulio riendo.

Volviendo al tema de su primera participación en un evento relacionado con el tabaco cubano, nos explica que si bien fue en 2019 la primera vez que participaron en el Festival, no fue su primera vez en un evento del mundo del habano, pues ya habían sido parte de un encuentro más pequeño que se celebra en Cuba en el mes de noviembre, Amigos de Partagás.

Es decir, ya tenían relación con los puros cubanos acá en Cuba.

Sí, sí, claro. Aunque como ya te comentamos también los conocemos de los Puro Motivo. El presidente nuestro Francesco Minetti, es hombre habano 2017, y con él tenemos un festival Amigos de Partagás en Italia.

Sobre el Festival del Habano, ambos coinciden en que es un evento que merece ser visto. “Si vienes no se trata de ver artículos para comprar solamente, sino de ir al World Challenge, y vivirlo, sentirlo, estar presente, porque es muy interesante”, asegura Aurelio, y nos hace una anécdota:

“Justo ayer estuvimos en una cena ofrecida por el Instituto cubano del Tabaco (ICT) y fue gracioso porque recordamos la cena del año pasado, estudiando, comiendo y leyendo sobre habanos (…) el año pasado entramos en La Casa del Habano, no para comprar, sino para probarnos, para reconocer los puros antes de la competición -oh, este es un 54….-, sabes?”

Hablando de estudio y Casa del Habano, ¿Qué marca prefieren Aurelio y Giulio?

Yo suelo decir –responde Aurelio- que mi marca preferida es Bolívar, porque fue el primero que fumé: Bolívar Belicoso Fino; aunque me gustan todas las marcas porque cada una, con sus diferencias, tiene su encanto.

Nosotros –dice Giulio- siempre decimos: el puro justo para el momento justo. Nos gusta mucho este concepto del justo momento porque a veces seleccionas puros y lo consideras mejor o peor, según la situación en que lo disfrutas. Técnicamente es algo que quizás para otros no tenga sentido, pero en realidad es así. Hablando en general yo fumo un poco de todo, no sé, Partagás, somos muchos amigos de Partagás, pero sí fumamos un poco de todo.

Sobre esta tercera edición del World Challenge, y lo que pudieron ver en la preliminar se hacen una idea de qué equipo pudiera ser el ganador, y nos comentan que al inicio de este tercer campeonato estaban todos los equipos en la sala y fueron a saludarlos, a desearles suerte, y los concursantes les pidieron consejo.

“Nosotros siempre decimos que para nosotros fue muy importante. Esta es una competición muy ecléctica, necesita de muchos saberes, claro el principal es saber de puros, pero también necesitas la comunicación directa, si no eres capaz de ser paciente y transmitirlo, no puedes ganar. Puedes ser el mejor preparado, pero si no eres capaz de compartir con la audiencia, no ganas”, comparten ambos.

“Nuestra preliminar fue algo extraña, muy reñida, nuestro equipo, el cubano y el libanés quedamos 99, 98, 97 puntos: muy muy alto, este año fue muy bajo. En la final llegamos a 70 puntos, entonces les sugerimos que el reto no es contra el otro equipo, sino contra el estrés. En la fase final la competición en el escenario es lo más estresante, porque te ves a un paso de la gloria, y especialmente en nuestro caso estábamos compitiendo contra un equipo cubano, teníamos que ser perfectos. Imagina: contra los cubanos, en Cuba y sobre los habanos (puros cubanos). Fue muy estresante”, comenta Aurelio y en su voz se nota que revive el momento.

Por lo que me cuentan y la emoción que se nota, ganar el HWC marcó un antes y un después en sus vidas, ¿no es cierto?

Sí, es cierto. En el mundo de los puros seguramente. La gente no se lo esperaba en Italia, nosotros tampoco. No vinimos aquí pensando en ganar, para ponerte un ejemplo, nosotros compramos la entrada a la cena de gala, a la de la última noche, y dijimos, bueno, si ganamos la vendemos; y no fue así, ganamos y la entrada se la regalamos a la dupla cubana, nuestra contrincante en la final, creo que por eso hoy somos muy amigos, nos vamos a fumar juntos (con Mayli y Daylin), pienso que fue un buen aspecto. El año pasado tuvimos muy buena relación con las personas y sí, es verdad, hay un antes y un después, porque ahora la gente te reconoce, lo mismo acá que en Italia, donde nos invitan a muchas fiestas en nuestro club en Torino, pero también a los de Florencia, Palermo …

Ya son figuras internacionales

A ver hasta cuándo, se pregunta Giulio.

Hasta siempre, con una vez basta. ¿Entonces los veremos en la próxima edición de este Festival?

¡Seguro!, nos dicen al unísono.

Aureli-Giulio

 

 

 

 

 

 

Back to top