Lo último de Excelencias Cuba
Feria Leisure y el mercado ruso a Cuba

El rey de la guaracha es santiaguero

alina
08 August 2014 9:13am
El rey de la guaracha es santiaguero

Sus contagiosas guarachas ponían a bailar a todos sin importar nacionalidad. Fue ovacionado en diversos escenarios nacionales y extranjeros. Las picarescas e ingeniosas letras de sus canciones reflejaban la cotidianidad del santiaguero y su vida personal.

Prefirió la guaracha como género musical y fue el compositor e intérprete de los famosos números Cuidado, Compay gallo, María Cristina me quiere gobernar, Al vaivén de mi carreta, Camina como Chencha la Gambá,entre otros temas que lo convirtieron en el rey de la guaracha.

Hoy, el Grupo Excelencias le propone conocer sobre el famoso guitarrista y compositor santiaguero Benito Antonio Fernández Ortiz, universalmente Ñico Saquito, quien nació en la calle Santa Rosa de la popular barriada El Tivolí,  de Santiago de Cuba, el 13 de febrero de 1901.

En Cuba se tiene como costumbre nombrar a los Antonio, Ñico y el apelativo de Saquito le viene porque los equipos de béisbol que visitaban la ciudad lo contrataban para que recogiera en un saco las pelotas que se escapaban del terreno.

Debido a las carencias económicas que tenía la familia, él se empleaba como soldador metalúrgico, durante su primera década de vida, con el objetivo de aliviar la situación económica de su hogar.

A la edad de quince años con ayuda delmaestro Félix Premion comienza sus primeras clases de guitarra y es cuando tiene que decidir entre el beisbol y la música. Pues como todo santiaguero amante de la pelota tiene que dejar atrás una pasión para seguir los ritmos musicales, que poco a poco, fueron invadiendo todos los espacios de su vida.

Este trovador santiaguero recorrió en más de una ocasión junto a su guitarra y vistiendo su pulcra y almidonada guayabera blanca las calles de la ciudad en busca de lo real maravilloso santiaguero ya que sus canciones nacían de un dicharacho, de un cuento que oía  en cualquier lugar, de un chiste y de las alegrías y sinsabores que tiene la vida. Tal vez, esa fue la clave del éxito del carismático músico.

Sus inquietas manos fueron las únicas que gobernaron a Ñico Saquito porque María Cristina… una de sus guarachas más famosa, no pudo gobernar al versátil compositor que no dejaba de componer e interpretar sus  canciones. Dentro de su amplia producción musical podemos encontrar, guajiras, boleros, rumba, son, chachachá y la guaracha, el ritmo que lo inmortalizó.

No importa cuál era la agrupación musical que le acompañara si el Cuarteto de Manolo Castillo o el Compay Gallo, el grupo Típico Oriental o Los Guaracheros de Oriente porque la inconfundible forma de tocar de Ñico Saquito se reconocía: auténtica guaracha cubana.

Cuando triunfa la Revolución Cubana en enero del ´59 Ñico Saquito regresa de Venezuela para regalarnos sus últimos acordes musicales en el emblemático bar-restaurante La Bodeguita del Medio en La Habana. Desde 1960 hasta el día de su muerte, el 4 de julio de 1982, ese fue el escenario escogido por quien integró importantes agrupaciones de la época que le dieron además concebida fama internacional.

Ñico Saquitoes una leyenda de la música popular cubana. El compositor de las mejores guarachas,  llenas de gracia y del más fino doble sentido. El trovador de más de 300 canciones que todavía son interpretadas por importantes artistas y agrupaciones nacionales y extranjeras en diversas latitudes del planeta. Su música es para todos los tiempos y para el disfrute de todos. Fue un cronista de su tiempo. El mejor guarachero del mundo fue el santiguero Ñico Saquito.

Back to top